sábado, 6 de agosto de 2016

Agua saborizada


A menudo, cuando creemos que tenemos hambre,  o dolor de cabeza, lo que ocurre es que nos estamos deshidratando. 

Si nos aburre beber agua, podemos saborizarla. Hoy pongo tres formas distintas de hacerlo, aunque si buscais por ahí  hay miles de combinaciones, o podemos ir probando lo que nos gusta a nosotros, que cada cual tiene sus cadacualadas...

1) Poner unas rodajas de pepino sin pelar (bien limpio, claro), y unas hojas de menta o hierbabuena, limón opcional. Dejamos unas horas y luego ya habrán soltado el sabor en el agua. El sabor y también las vitaminas y minerales que puedan contener.



2) Rodajas de naranja y hojas de albahaca es otra mezcla que deja un buen sabor en el agua.

3) Un poco de jengibre rallado o en polvo, rodajas de limón y agua. Esta es desintoxicante.

Las podemos preparar en una jarra bonita, con cubitos de hielo. Pero también en frascos individuales, en vez de llevar una botellita de agua en el bolso, podemos refrescarnos con estas aguas saborizadas hechas por nosotras mismas.


Si hemos de llevarla encima, 
mejor en frascos de plástico con 
tapa hermética, porsiaca...


La cuestión es hidratarnos, pero no con refrescos azucarados, sino con algo que nos aporte propiedades positivas para nuestra salud. Y aunque hay marcas que venden estas aguas ya preparadas, la mayoría tienen azúcar o edulcorantes innecesarios para nuestro cuerpo.



Que el agua clara también está genial, eh... solo es para variar un poco.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...