lunes, 18 de julio de 2016

La visita




El miércoles fui a la nutricionista, que además es cardióloga.

Me dio la sensación de que no había ido, por lo extraño de la visita, pero me dejó dentro una energía y un buen rollo que lo flipas en colores. 
La mujer me cayó bien antes de verla, por los comentarios que escribían sus pacientes (algunos adelgazadores, otros enfermos del corazón) en la página de internet donde la encontré. Luego, en persona, era más-mejó todavía. Se enrolló muy bien y hablaba conmigo como si fuéramos viejas conocidas, incluso soltando alguna palabrota, que quitaba seriedad a la cosa.

Nada más entrar me soltó “¿Cómo te quieres adelgazar, si estás estupenda, muchacha?”

Yo le dije que tal vez no lo parece, pero he pasado a obesidad.
Me midió, me pesó y vio que sí, que me sobran unos kilos.
En su báscula pesaba la friolera de 88'2, vestida y a media tarde. En casa, en bola picá y en ayunas, esa misma mañana, estaba en 86'8 kg. A partir de ahora, el día de báscula va a ser el miércoles, y pondré ambas mediciones, para poder llevar yo también un poco de control.

Después de saber que como bien hasta la hora de la merienda, y que entonces no sé qué espíritu maligno me consume y me pongo a zampar… me preguntó a bocajarro:
- Dime que te pasa con la comida, por la tarde. Dime que es lo que pasa.
- Que como más de la cuenta.
- Qué es para ti comer más de la cuenta.
- Que me preparo un café con leche y 2 palmeritas, y luego me levanto a por otras cuatro o cinco.
- ¿Y eres consciente?
- Sí, pero cuando voy por la cuarta palmerita.
- ¿Y luego tienes un remordimiento horroroso?
- No te creas, me perdono bastante.
- Esto es una buena noticia. ¿Y por qué comes? ¿te lo has planteado?
- No lo entiendo, considero que soy una persona muy a gusto consigo misma... y de repente...
- Y por qué lo haces. ¿Por qué?

Me preguntaba que qué me pasa, por qué como más de la cuenta. Y esperó mi respuesta durante unos segundos de tensión que me hicieron pensar en qué coño me pasa cuando llego a casa por la tarde, después del trabajo.


Me preguntó si trabajo, si estoy casada, si tengo hijos… pero nada de qué como o cómo cocino, si llevo la cuenta de las calorías o si me gusta la bollería industrial. No me preguntó nada de todo eso. Me dijo que tengo un problema, pero no es la comida. ¿Qué me falta?
Me sonsacó. 
Y yo le dije que me falta orden, que tengo la casa llena de otras casas desde hace más de quince años, y que no sé cómo ponerme.
Mi problema es que no estoy a gusto en mi casa, por culpa de los trastos. Y me pongo a comer para no ocuparme de las cosas que debería estar haciendo, para no enfrentarme a mi problema.
Así de triste y así de simple.

Dijo otras cosas, pero el resumen es la frase del final de la visita:
"Cuando tires esa basura, que además de física es una basura mental que te está arrastrando a hacer lo que estás haciendo, en el momento en que tú estés bien contigo misma vas a bajar de peso."


Y eso es lo que creo yo también.


Supongo que a partir de la siguiente visita hablaremos de la forma de comer o algo así... pero de momento, eso fue todo. 
Y yo salí llena de ganas de tirar cosas. 
Esta semana he sacado otra bolsa grande de ropa y unas cuantas bolsas de basuritas varias.





14 comentarios:

  1. me encanta el planteamiento de tu nutricionista, la verdad es que se la ve muy cercana y muy empática al entender que no siempre es un problema con la comida, si no con otras cosas.
    Te recomiendo el libro de Marie Kondo, la magia del orden, a mi me ha ayudado a tirar mil cosas! Su lema es "si no te hace feliz, tiralo!" que puede ser un poco bruto, pero funciona :D
    ya nos contarás que te cuenta la semana que viene!

    ResponderEliminar
  2. A mí me da la sensación de que ha atinado. Otra cosa será ver cómo llevo a la práctica sus consejos, pero bueno... al menos es un inicio.

    El libro de Marie Kondo y su método ya los conozco. Sí es bruto, yo lo estoy intentando, pero en vez de hacerlo todo de golpe, voy más despacio.

    Gracias por comentar, marmota.

    Un besote

    ResponderEliminar
  3. Me encanta que tu nutri sea buena onda :) Es sincera y te ayuda a concientizarte.
    Me alegra que estes motivada. A veces, para lograr lo que queremos, necesitamos que alguien más nos motive.
    Y tu nutri no solo te motiva con el peso sino con otros aspectos de tu vida.

    ánimo, belleza que sos una valiente sin cuerda floja!

    -Mujer esponja-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo, tal como ella me ha dicho, que en mi caso no es un problema de peso, sino un problema de estar a gusto en mi casa y en mi cuerpo.

      En otros casos y con otros pacientes, seguramente será distinto.

      Me encanta sentirme motivada, es genial!!!

      Besotes

      Eliminar
  4. Muy bien Amalia, conectar con quien te va a asesorar y guiar es muy importante.

    ¿Qué pautas te ha dado?
    ¿Te ha facilitado un menú personalizado?
    A parte de pesarte y medirte, ¿sabes cuál es el porcentaje de grasa que tienes?

    Me parece interesantísimo que una médico especialista en cardiología, tenga a su vez la licenciatura de Nutrición Humana, debe ser una mujer fascinante con mucha sabiduría.
    ¿Que número de colegiada tiene como nutricionista?
    Y, ¿nos puedes decir cuánto lleva aproximadamente por consulta y el tiempo que se llevó contigo?

    Tengo curiosidad.

    Me alegra en el alma que hayas conectado con ella.

    Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alicia, menudo tercer grado...
      Jajajaja
      Es broma, no te lo tomes a mal ¿eh? que yo te quiero mucho.

      Eliminar
    2. Ay, Alicia. Es que no me ha dado pautas.
      Simplemente me dijo que comiera lo que me apetezca, pero un poco menos. Que lo importante es ser consciente y sacarme el otro problema de encima. Lo primero.
      Luego ya veremos como seguimos.

      Estuvimos un cuarto de hora más o menos. No vi que tuviera prisa, pero es que en ese tiempo me sonsacó mi problema y estaba todo tan claro que parecía que no era necesario más.

      La enfermera me pesó y me tomó la tensión, y sobre el precio... como tiene la consulta lejos de mi casa, me dijo que podía ir a la Seguridad Social de mi ciudad, que viene una vez por semana. Y no me quiso cobrar nada, ya que me había citado allí. Llegué después de que terminara su consulta, y me atendió fuera de su horario (ya me contarás quién hace eso). Eran las cuatro menos cuarto y la mujer todavía no había salido a comer.


      No sé qué colegiada es, pero tiene visita como especialista de cardiología en el hospital de la provincia y en el centro de atención primaria más cercano a mi casa (casualidad), además de tener visita privada.

      Hoy vuelvo, y no tengo ni idea de qué me tiene preparado.
      Ya contaré más...

      Besotes

      Eliminar
    3. Sí, soy muy pesada en estos temas porque hoy en día hay mucho intrusismo y muchos profesionales de la sanidad que se apuntan al carro.

      ¿Por qué? Porque los obesos, gordos, con sobrepeso, personas con trastornos alimenticios somos blanco fácil y un negociaco segurito. ¡Es el negocio mas fácil del mundo y si no, que le pregunten a los asesores de Herbalife y a los de Naturhouse!

      En España cualquiera puede decir que es nutricionista o dietista porque haya estudiado algo de alimentación o haya hecho un curso de coach nutricional... Justo es eso lo que creo que ha hecho contigo la doctora cardióloga.

      Un diestista-nutricionista te hace una consulta de más de media hora, donde te hace preguntas, te toma las medidas antropométricas, le cuentas tu vida y junto a ti analiza cómo es tu alimentación y por qué. Te da pautas, te explica que son los macros y micro nutrientes, los grupos de alimentos( es Educación para la Salud) y junto a ella elaboras un menú o te manda por correo o te hace llegar de algún modo cuales el menú para x días. Esto no da tiempo de hacer en un cuarto de hora y sí sacan su tiempo hasta de debajo de las piedras para los clientes y pacientes están en contactos con ellos vía email, tlf, whatsapp, skype...porque además te hacen apoyo psicológico al paciente-cliente.

      Se me ha ocurrido algo que voy a hacer para la próxima semana que tengo consulta 😉

      Mucho ánimo y liberate de todo lo que pese!!

      Mil besos

      ( sí, soy pesadica porque no me gusta que os engañen y vendan la moto grrrr grrr porque somos negocio seguro y hoy en día un los verdaderos profesionales de la alimentación nutrición ni son caros, ni hacen consultas de 15 minutos...)

      Eliminar
  5. Esta mujer es una pasada, no la dejes aunque te ponga a comer acelgas día y noche, jajaja.

    Antes he escrito una entrada y no está. ¿A que no le he dado a publicar? Soy capaz.

    Lo que te dice esta doctora se parece mucho a lo que me decía mi coach hace unos años. Planteándome preguntas sacamos una de mierrrrrrrr... de mi interior... Llegamos a la conclusión de que estaba al borde de la depresión y creo que durante un par de semanas llegué a lo más bajo en mi estado de ánimo, y luego me elevé como un fénix. Volví a ser yo.

    ¿Qué me falta? Buena pregunta. Lo consultaremos con la almohada.

    Muchas gracias por compartir tu experiencia.

    Petons!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Pili.

      Creo que planteándonos preguntas empezamos a encontrar las respuestas, nosotras solitas.

      A veces solamente necesitamos un achuchón para empezar a preguntar.

      En esta semana he podido pensar más a fondo, y tal vez me falten más cosas, fíjate tú...

      Y creo que en las entradas del blog que no son "de gorda", sino que son más personales, ya he ido hilvanando un poco las cosas que me pasan. Así que bastará con echar un ojo y remodelar un poco mi vida y mi tiempo.

      Porque sé lo que quiero, pero no sé cómo ponerme.


      Veo que tú también sacaste mierdecita de dentro, no sé por qué nos dedicamos a acumular tanto física como psicológicamente. ¡Y menos mal que tenemos la teoría interiorizada! eso ya es un primer paso. De tortuguita, pero paso al fin y al cabo.

      Continuará...
      :-D

      Un besote grande.

      Eliminar
  6. Qué interesante, y qué interesante!! desde luego que ha ido más allá de lo que se considera normal en una nutricionista.

    Y lo importante es que te haya gustado a ti, te haya hecho sentir cómoda y confiada y hayáis concluido qué es lo que realmente te genera esa "ansiedad". Deseando leer tu siguiente sesión!!

    Besuquis!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que sí es interesante?
      me gustó la visión global que mostró, no puedes erradicar un problema sin ver el conjunto.

      Una no empieza a engordar "porque sí", el cuerpo y la mente están estrechamente ligados, por más que la medicina tradicional haya tenido que estudiarlos por separado.

      Me he sentido bien, y tengo muchas ganas de volver hoy. Ojalá siga tan contenta esta tarde... esto de tener expectativas me pone un poco nerviosa (por si luego no se cumplen).

      Un besote

      Eliminar
  7. Hola Amelia! Te conozco del blog de Viaje al Minimalismo y me he animado a comentar porque me ha encantado esta entrada. Me alegro infinito que hayas encontrado una persona que te guste y que te impulse en este camino.
    Un abrazo.
    (Yo también estoy en este proceso de intentar perder peso entendiendo primero por qué lo gané.)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Paula, bienvenida!

      La verdad es que, si entendemos el por qué de las cosas, somos más eficaces a la hora de ponerles remedio.

      Mucha suerte en tu proceso, a ver si en dos patadas nos sacamos los kilos de encima, je je je.

      Abrazos

      Eliminar

Adelgazar es más fácil en compañía, así que no te cortes y suéltalo...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...