martes, 28 de junio de 2016

Un placer con tapergüer


Tengo Tupperwares de hace más de cuarenta años,
de mi madre. Y están impequeibols...


Este fin de semana he hecho un poco de limpieza en la cocina. 
Vacié un armario buscando un tupper, y al final lo que hice fue reorganizarlos todos. Los que uso para guardar embutidos y quesos siempre están en la nevera, así que no necesitan un espacio en el armario. Luego tengo algunos para llevarme la comida al curro (son de una medida especial, encajan en la neverita portátil). Uno de ellos lo compré especialmente para calentar, pues lo de “plásticos que pueden ir al microondas” no me convence en absoluto, así que lo busqué de cristal.
Luego tengo algunos más grandes que uso en invierno para guardar el caldo (y a veces, congelarlo). Los que no hago servir desde hace tiempo los saqué, son fuertes y grandotes, pero las tapas no cierran bien o tienen algún defecto (ésos son de los chinos), así que me los llevé abajo a la despensa, para organizar envases pequeñitos.
Lo de "abajo": la despensa es una habitación junto al garaje, donde tengo un congelador de cajones, una nevera vieja para tener siempre bebidas frías y una pared llena de estanterías para los productos de consumo, tanto de alimentación como de limpieza y aseo. También hay un verdulero viejo con cajones, una mesita donde descargar y unos ganchos en la pared para colgar el carrito de la compra y las cestas de ir al supermercado.  Parece una tiendecita de barrio, pero en enano.

Cuando está organizado es bastante cómodo, la verdad. Llego con la gran compra mensual y al abrir el coche puedo descargar ahí mismo. Lo único “palo” es que tengo que bajar a buscar cosas cuando menos me lo espero, porque en la cocina hay poco espacio para despensa, tan solo un par de estantes y poco más. Pero bueno, así hago ejercicio.

A lo que iba. Que buscando un tupper, al final acabé limpiando y dejando dos baldas de los armarios completamente vacías. Todo lo que tengo en la cocina, o lo uso o lo voy a usar en breve. 

Hace unos meses despejé bastante, pero no sé qué ha pasado que todavía podía vaciar más. Al abrir las puertas de los armarios veo todo lo que puedo necesitar ahí mismo, sin tener que sacar nada para coger lo de atrás. Y espacios vacíos por si necesito más sitio.

¿Puede haber mayor placer?
Sí, puede haberlo, pero el placer del orden es también muy satisfactorio...   



12 comentarios:

  1. Los tuppers creo que son una de las zonas más conflictivas por excelencia, por eso creo que tenerlos bien organizados causa un efecto contagioso en el resto de la cocina, una cosa así como el fregador para Flylady jejeje.

    Qué buena pinta tiene tu despensa, por un momento me he trasladado a ella ^^

    Dices que "Hace unos meses despejé bastante, pero no sé qué ha pasado que todavía podía vaciar más." Esa es la conclusión a la que llegué, que siempre se puede reducir más, por eso creo que el Minimalismo no acaba nunca, se ralentiza, eso sí, y los resultados son espectaculares.

    Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi despensa tiene buena pinta cuando está llena. Si está vacía da una penita... ja ja ja.

      Yo sé que tú me comprendes muy bien cuando hablo del placer del orden. Nunca llegaré a tu nivel, eso lo sé, lo asumo y está bien. Pero aún así lo disfruto un montonaco, je je je.

      Besotes!!

      Eliminar
  2. yo también te entiendo, hace unos meses limpié y vacié la casa a tope (o eso me pareció) pero sigo encontrando todas las semanas cosas que en su momento no tiré y sin embargo tampoco necesito. Y si... es una gozada ordenar!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece que las únicas que no tienen ese problema (el de ir encontrando siempre cosas para tirar) son las tortugas con su casa a cuestas.

      :-p

      Eliminar
  3. Entre esta entrada y la de La Marmota me habéis condenado el día: fijo, me paso la tarde ordenando!
    A subir escalones ya empezaré mañana jajajajja
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo me pasé la tarde tumbada, viendo series.
      Pa darme, ya te digo... es que hacía calor...

      Eliminar
  4. Pues yo tengo que ordenar el laboratorio y el departamento, ahí sí que hay trabajo por hacer. ¡Qué pereza! Lo estoy posponiendo demasiado, uf.

    En casa todo está bastante arregladito, cosas de vivir en un piso y de ser minimalista por naturaleza. Ejemplo, si me compro un pijama tengo que tirar otro porque no me caben en el cajón. Cada año tiro 3-4 camisetas viejas (las tiro después de usarlas para limpiar el barro de las deportivas de los niños). Lo de ahorradora me viene de mi madre y no, no es catalana, vivió la postguerra.

    Solo me compro ropa, bolsos, etc cuando los necesito de verdad. No como la gente que "necesita" unos pantalones rojos para que hagan juego con una blusa que se compraron de rebajas.

    Mi espacio es limitado y mis cosas también. Soy ordenada y mi marido también, es una gran suerte, jeje.

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así eres minimalista por narices, mira qué bien. Más fácil te lo han puesto, y si tienes un marido ordenado, todavía mejor.

      Lo del laboratorio... uf, ayer veía el episodio de Breaking bad en que miran el inventario del laboratorio porque faltaba un matraz y no sé qué más y pensé "como venga la poli a mi instituto, se van llorando", ja ja ja.

      Ánimos, que el departamento y el laboratorio no tienen enganches emocionales. Se pueden ordenar sin problemas.

      Besotes y petonotes!

      Eliminar
  5. A mí lo de ponerme a ordenar me da una pereeeezaaaaa! Ahora, cuando me pongo soy un pesao, tiene que quedar todo perfecto. Y hablando de esto mañana me toca limpieza, a sudaaaaar ; )
    Besotes
    P.D: también soy fan de los tuppers ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un perfeccionista!!!
      Yo también lo soy, y ahí hay una trampa: a veces, esperando esperando a poder hacer las cosas perfectas, al final no hago nada. Y eso he de corregirlo...
      Yo también soy mú pesá. Supongo que mi marido me quiere, porque aguantarme tiene lo suyo... y no lo digo por el peso, que tammmién, ja ja ja.

      Besotes

      Eliminar
    2. Así que estás con Breaking Bad eh? ; ) cosa buena esa serie. Te recomiendo también que veas "Better call Saul" que está también muuuuy bien. Supongo que con Juego de Tronos estás al día, menudo final de temporada. Eso no tiene parangón.
      Como ando siempre con dos o tres libros debo decir que aún estoy a mitad de Danza de Dragones que me dejó una "amigüita" jejeje.
      Besotes guapa.

      Eliminar
    3. Better call Saul la tengo en cuenta. Pero ahora mismo tengo otras a medias (hay lista de espera, ja ja ja).
      Juego de tronos. No he visto ná. Tengo todos los libros para leer, en epub. Mi marido va por el último publicado, supongo que cuando lo termine querrá ver la serie. Ya veremos qué hago yo, si los leo o si me meto de lleno en la pantalla.
      Mis lecturas son un poco asín, tipo "demodé". "Danza de dragones" es el estilo de literatura que le gusta a mi marido, por eso lo tenía. Pero yo lo intenté y no me va mucho. Lo intenté, lo juro. Me gustan otras cosas.

      Me terminé ayer "Yo acuso", de Zola. Y hoy empiezo uno de Kafka, que me han prestado cinco o seis de este autor. "Informe para una academia", se llama. "La metamorfosis" la he leído un par de veces, una en el colegio y otra de adulta (con distintas impresiones), y ahora cuando termine estos que me han prestado, la releeré como colofón final kafkiano (y nunca mejor dicho).

      Me encanta hablar de libros, más que de kilos, ja ja ja.

      Besotes.

      Eliminar

Adelgazar es más fácil en compañía, así que no te cortes y suéltalo...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...