jueves, 2 de junio de 2016

Etiquetas...



Ayer hablaba de los flexiterianos (vegetarianos flexibles). Como decía Ceci en un comentario, un vegetariano que come carne pasa a ser un omnívoro. Ya puestos, podría llamarse flexívoro... 

Creo que vamos a tener que inventar un diccionario solamente de dietas y formas de comer: vegetariana, vegana, ovolactovegetariana, macrobiótica, paleodieta, disociada, cetogénica (Dukan y otras), crudívera, mediterránea, sin gluten, detox, hipocalórica, de la zona, de los puntos... y así hasta tropecientas.

Y aquí no cuento las dietas de la alcachofa, del pomelo, de la piña, del pepino… y esos inventos que lo único que hacen es descompensarnos el cuerpo.
En parte creo que esto de las etiquetas es una cuestión de marketing total. Si tengo una tienda de comida "etiqueta” (poner cualquiera de las opciones del párrafo anterior), vendrán todos los "etiquetas" a comprar, podré vender libros sobre dieta "etiqueta", dar charlas "etiqueta" y cobrar más por un producto que antes era normal y ahora es "etiqueta".

Ciertamente, cuando uno va un poco por libre, parece que da miedito. Una persona con su propio criterio o su forma de ver las cosas es difícil de controlar. Aunque solamente sea para sacarle los cuartos. ¿A ésta qué le vamos a vender, si no se deja?

A estas alturas de la película ya no me apunto a las etiquetas. Ni alimenticias, ni políticas, ni ninguna. Me estoy volviendo Ameliística, que es un poquito raro, pero más, ja ja ja.

La comida es o bien
a) sana, bien cultivada/criada, cocinada con productos naturales...
o bien
b) procesada, cultivada/criada con prisas, con poca calidad y mucha química

Es obvio que la opción a es la buena.
Y la cara, claro. Qué putada. Cualquier cosa bien hecha tiene un precio añadido, mira qué bien.

¿Quién tiene espacio para cultivar un huerto "entero"? me refiero a tener todo lo que se puede sembrar y plantar, incluídos los frutales (por aquí había una andaluza resalá que sí tenía un peasso huerto divino de la muerte, qué grandísima suerte).


Ilustración de "El horticultor autosuficiente", de John Seymour

Ya puestos, se podría tener gallinas, conejos, alguna cabra o un cerdo para la matanza (respetuosa, pero matanza al fin y al cabo).
Eso no es posible en la mayoría de las casas normales de hoy en día.

La etiqueta "de cultivo ecológico" es muy asín. Es cierto que se controla, que puede venir un inspector y hundir un tubito en el suelo para coger muestras de la tierra donde cultivas viña (por poner un ejemplo que conozco), para ver si durante los últimos cinco años has puesto algún producto químico. Eso es verdad. Pero también es cierto que hay que pagar una pasta gansa para tener el certificado de cultivo ecológico, que no sé si sale a cuenta. Yo tengo unos pocos olivos y nunca hemos puesto nada de nada en ellos. Algún año me han pillado alguna plaga y no he recogido nada, pero son ecológicos total. No me sale a cuenta pagar el certificado, así que las vendo para aceite "normal".
Seguramente esto pasará con algunos agricultores más, y es posible que muchos vendan sus productos limpios de química, pero sin la etiqueta "ecológico". Qué le vamos a hacer, la burocracia sirve para controlar muchas cosas, pero para lo que es infalible es para sacar dinero de tó dios...

En cuanto a lo de llevar una vida sencilla, ecológica y lo más natural posible, hubo un autor que supo plasmarlo en sus publicaciones. Si lo conocéis, seguro que estáis encantados de haberle leído. Explica desde cómo cultivar una lechuga hasta la forma de hacerse el jabón, la ropa, el tabaco o la pintura para las paredes de la casa. Autosuficiente total-total.

Aviso a navegantes: estos libros puede causar adicción, cambio de ideales y de intereses vitales, cierta ilusión y ganas de coger un hazadón. ¡Cuidado! 






Y por si a alguien se le ha ocurrido…  sí: en caso de hecatombre zombie, serían de gran ayuda para espabilarse. Ya los hubieran querido tener los del grupo de Rick, de la serie The walking dead...






16 comentarios:

  1. Jajaja, esos los tenemos, pasaron la criba y me va bien para consultar de vez en cuando cosas del huerto en macetillas ^^

    Besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira por donde, no me extraña nada que los tengas :-)
      Y por supuesto, éstos pasan cualquier criba a la que los sometan.

      A mí me encantan los escritos sobre cómo hacer cosas, me imagino en plan Robinson Crusoe, ja ja ja. En un mundo en crisis económica y de valores, está genial poder autoespabilarse...

      Un besote y suerte con esas macetillas, tanto tú como Lady Q sois hortelanas de maceta, y conoceis a qué sabe una lechuga de verdad.



      Eliminar
    2. Jajaja, muchas gracias!! la verdad es que está teniendo éxito mi mini huertecito en maceta, hoy he recogido algunos cherries, y un calabacín un poco deformaillo pero seguro que está delicioso. A ver si luego puedo poner fotos!!

      Un besote!!

      Eliminar
  2. Jajaja me encanta esta entrada! Completamente de acuerdo en todo! Y gracias por compartir a John Seymour. No lo conocía. A por él...jajaja
    Y sí, la gente que piensa da miedo. A los que no piensan, pero desgraciadamente también a los que lo hacen, pero de otra manera. Somos un animal hermoso pero tóxico. Creo que tú, como yo, tienes un lema claro: vive y deja vivir. ¿Tan difícil es practicar esto desde el respeto? Ay, Amelia, a veces me canso tanto...creo que tú y yo seríamos unas buenas compis, pena de distancia ;) besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Lady Q, yo también estoy un poco cansada de la gente, de los irrespetuosos, de los abusones, de los maleducados... lo de "vive y deja vivir" me define bastante, sí. Aunque para ser más exactos, en mi caso sería "vive y déjame en paz", que es lo que suelo pensar cuando me cruzo con ciertos personajes de la vida, de la real y de la virtual.
      Rectifico: en la virtual ya no me cruzo con energúmenos porque a la primera señal desaparecen con un click (qué gustazo, ja ja ja).


      Espero que encuentres los libros. Si tienes dificultades o algo, dímelo, a ver qué se puede hacer.

      Besotes.

      Eliminar
    2. Hola bombón. He encontrado el del horticultor, pero no la Guia práctica de la vida autosuficiente. ¿Lo tienes tú en pdf? es que ves algunas páginas que lo ofrecen, pero no me fío, hay que descargar y no sé si luego hay virus. Si tú ya lo tienes descargado y me lo quieres pasar por correo electrónico, sería fantástico. Y si no, lo he visto en Amazon por 30 euros. Igual me animo y lo compro en papel...muchas thanks

      Eliminar
    3. Espérate que llegue a casa y lo busque, que no recuerdo si lo tengo en papel o qué. Es que hace tiempo lo guardé en la zona de casa que dedico a "huertos, jardín y demás" y ahí se quedó...

      Este año no hacemos huerto por razones de tiempo, y el "jardín" está invadido por el perro (hasta fin de año, que vamos a reubicar al animal) y al tener aparcado el temita, no sé exactamente qué títulos tengo, creo que son dos, pero no sé cuáles. Lo miro cuando llegue a casa, espero acordarme...

      Qué desastre soy, ja ja ja.

      Eliminar
    4. A mi también me interesa la Guía práctica de la vida autosuficiente, si está digital. La vida en el campo lo tiene mi hermana en papel, y el horticultor lo tengo yo también en papel, me falta ese!!

      Besotes!!

      Eliminar
  3. Muy buena esta entrada ; ) Tomo nota de los libros y de los blogs. Besotes

    ResponderEliminar
  4. Buenisima entrada Amelía!!!

    Por lecturas así, bien merece no desengancharse de la blogosfera 😘😘😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a ver si es verdad, bonica, que hace tiempo que no se te ve el pelo...

      Besotes grandotes.

      Eliminar
  5. Yo estoy aprendiendo a ir por la vida sin etiquetas, es aparte de mucho más sencillo, menos preocupante respecto a respetar muchas cosas que vemos en el día a día.. hay mucha gente que no lo entiende, porque para ellos, toodo tiene que tener un nombre. Tengo un blog, aparte de éste que se llama crudiveganeando, lo puse cuando andaba comiendo comida cruda, porque mi trabajo me hacía correr todo el rato, y no tenía ni tiempo ni ganas para cocinar y nombre así a mi blog, una gran etapa, que acabó por mi afán de comerlo todo, así que cuando comprar comida bien cultivada y tratada me queda grande me paso por el mercadona, algún día tendré mi propio huerto.. y eso me ha dado una gran idea, ahora que me vuelvo a mudar, buscar casa con esas posibilidades, un beso enorme de tu nueva subscriptora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario. Espero que puedas encontrar tu propio huerto, y sobre todo, tiempo para ocuparte de él. No sé qué les pasa a las malas hierbas que crecen más que las hortalizas, son muy desvergonzadas...

      Besotes

      Eliminar
  6. Hola bonica!

    Tienes toda la razón del mundo pero ¿quién tiene el terreno, la paciencia y el tiempo para cultivar sus propias hortalizas y fruta? Yo no, por eso, cuando voy al pueblo le cojo algún tomate y pimiento a mi tío Luís, jajaja.

    Mi tío me deja, que conste.

    Mi marido y los niños han plantado tres tomateras y tres pimenteros en la terraza, ya salen flores peeeeeeeeeero, en el edificio de al lado están rehabilitando la fachada y hay polvo y porquería por un tubo en las plantas. Que desastre.

    Hasta pronto!!

    Petonets!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí está la cosa: hay que tener terreno, tiempo y paciencia. Y un caviguet (no sé cómo se dice en castellano), y un tío guaperas que te labre el terreno, que a hazada es como una EME... si no es guaperas no pasa nada, pero ya puestos...

      Yo tengo el terreno y el guaperas, je je.
      Pero la paciencia y el tiempo... pos no.

      Y hay un cerezo cabroncete que se me ha muerto tres veces. Este año plantaré el cuarto, la madre que lo...

      Un poco de agua y los pimientos y tomates estarán igual de ricos, por eso no padezcas.

      Besotes y petonotes.

      Eliminar

Adelgazar es más fácil en compañía, así que no te cortes y suéltalo...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...