viernes, 20 de mayo de 2016

Una anécdota, je je je





Una vez, recién casada, hice un bizcocho de unos 40 x 20cm y 4cm de alto. Mi marido lo vio, pero tenía que irse a trabajar y no pudo probarlo porque todavía estaba caliente del horno.

En cuanto se enfrió un poco, cogí un pedacito. 
Y luego otro. 
Y otro más. 
Joder qué bueno. 
Otro poquitito. 
Calla, que "me está llamando". 
Un mordisquín y basta.

Ostia, qué pequeño ha quedado. ¿Se notará mucho? Nooooo, qué vaaaaa...

No poco, tía.

Se notaba un huevo.

Total, que pa lo poco que quedaba, me lo terminé. Y me tocó hacer un bizcocho nuevo antes de que llegara mi marido y se diera cuenta de la tragaldabas con la que se había juntado.

He de decir que en esa época todavía rondaba yo los 55 kilos, me acababa de casar y no sabía lo que se me venía encima en cuanto a kilos. Bueno, en cuanto a todo, ja ja ja.

El segundo me quedó igualito (menos mal), y a mi marido le pareció delicioso. No se dio cuenta de que todavía estaba tibio después de toda una jornada laboral. 

Y como yo no lo caté (estaba a punto de reventar)  debió pensar que yo era muy poco golosa...  esta idea le duró ná y menos, eso también.

Y hasta aquí la anécdota de hoy.





En cuanto a comiditas y "ejercicio"...

Miércoles












Jueves



































5 comentarios:

  1. Jajajaja...si es que la cabra tira al monte!
    Ánimo con la espalda. Sé de qué hablas. Yo hoy estoy con las cervicales, pero seguro que pasa, ya sabes siempre pasa.
    Y otra cosa: tus cenas me siguen pareciendo un poco discutibles. ¿De verdad no sería más sano y saciante una buena ensalada o verduras al vapor? ¿Seis cucharadas de arroz hervido? ¿así? ¿a palo seco? ¿por qué? venga, discutamos ;) muacks!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi marido le apetecía cenar arroz hervido y, como me sale tan güenooooo (qué lástima), pues rebañé la ollita. Y eran seis cucharadas, ni cinco ni siete.

      Claro, después de haberme trincao la cervecita con las pipas (mientras se cocía el arroz, no es culpa mía que tarde tanto), pues pensé que ya me daba por cenada y amén.

      Y eso es todo, je je je.

      Besotes

      Eliminar
  2. Pienso como LadyCurcu, esas cenas....

    A ver si yo practico un poco con el ejemplo que ya me vale.

    Cuídate la espalda.

    Muy buen fin de semana, petonets!!

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Al final, como me acuesto a las setecientas, creo que no debe ser muy distinto comer mucho a la hora de cenar o al medio día... la opción B era una pizza, así que me doy por satisfecha, ja ja ja.

      Petons y buen finde a ti también.

      Eliminar
  3. Eres repostera y por eso tienes tú tan dulce la delantera. Anda que, ya te vale, tunanta jajajaja Viendo vuestras tablas de alimentos me doy cuenta de que como ná y menos, aunque yo me limito a seguir la dieta que me extendieron en la Seguridad Social después de un exhaustivo estudio de cinco minutos XDDDDD

    ResponderEliminar

Adelgazar es más fácil en compañía, así que no te cortes y suéltalo...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...