miércoles, 18 de mayo de 2016

La elegancia del erizo






En la novela francesa “La elegancia del erizo”, de Muriel Barbery, uno de los personajes principales (la portera) saboreaba el chocolate de un modo especial: era como si estuviera ejecutando el acto más importante del mundo en ese momento. Lo leí en francés y es posible que me perdiera algo, así que lo compré en español (pero aún no lo he releído, tarea pendiente al canto). 

Más tarde vi la película “El erizo” y creo que también hay una escena sobre el chocolate. Me dieron ganas de que me gustara el chocolate negro, aunque yo soy del blanco (que no es chocolate de verdad) y del “con leche”.

Ah, a la portera (mujer sin gracia, ni belleza, ni nada que la destaque) le gustan también el té, y las ciruelas claudias. Esta mujer sabe lo que quiere. Lo demuestra cuando abre la portería y nos descubre “su rincón secreto”, desvelando a una mujer apasionada por la música clásica, la buena literatura y la cultura japonesa.

Ahora, a mis casi cincuenta años, he descubierto esos dos grandes placeres: el chocolate negro y el té. Mi paladar no estaba preparado hasta ahora para degustar estos manjares de la vida...
Lo de la música clásica, la literatura y las culturas orientales ya me gustaba antes. 
¡Y las ciruelas claudias!


Os recomiendo encarecidamente este libro. Y también la película, porque las imágenes del diario de la niña son inspiradoras y dan ganas de ponerse a dibujar.

Y la historia os sorprenderá…







Lo que hice ayer:

16 comentarios:

  1. Yo ya lo leí hace unos cuantos años y me encantó. Fue muy fácil de leer y la historia me pareció entrañable (a pesar de los pesares).
    Al té no acabo de encontrarle la magia; al chocolate negro, menos.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicen que si pruebas nueve veces algo que no te gusta, acaba agradándote un poco al paladar, por una cuestión de costumbre.

      Lo probé con el té y me ha salido bien. Y el chocolate empecé a tomarlo con una tostada, muy poquito chocolate y un buen mordisco de pan con aceite. Y ahora ya me gusta solo.

      Y según he leído, ambas cosas son buenas para la salud y para mantenerse en un buen peso.

      Besotes, linda.

      Eliminar
  2. Uyuyuyyyyy me he saltado el comentario de Curvitas que me olía spoilers : ) Pues ya lo he empezado a leer y también tengo la peli, pero primero el libro. Ya te cuento ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ey Ey Ey, ¡que yo no he 'espoileado' nada! :(
      Una habla de sensaciones y de pesares, no destripa historias ;)

      Eliminar
    2. Perdona : ) que leí algo y me salté tu comentario pensando que habías escrito algo jejeje...mis disculpas Curvi ; )

      Eliminar
  3. Pues creo que te gustarán ambas.
    Ya nos contarás.

    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Terminé hace unos días de leerla y me ha parecido una maravillosa novela, repleta de sentimientos y pensamientos que nos incitan a curiosear en nosotros mismos y en lo ajeno. Da un montón de buenas referencias bibliográficas y además emociona. Solo puedo darte las gracias por la recomendación, Amelia ; ) En cambio la peli la dejé de ver a la mitad porque no transmite ni la mitad que el libro, que es una pequeña joya. Fuerte abrazo.

      Eliminar
    2. A mí lo que me gustó de la peli fueron los dibujos, como ya he contado arriba. ¿No te inspiraron? chico, a mí me dieron unas ganas de ponerme a dibujar...

      Lo de libros versus pelis es de cajón. Donde se ponga un buen libro, nada que hacer. En contadísimas excepciones, la película puede llegar a la altura del libro. Solo conozco un libro que fuera peor que la peli, y no se lo perdono, ja ja ja.

      Un abrazo, Javi.

      Eliminar
    3. Es cierto que pude ver los dibujos que hacía en la pared y sí que me pasó exactamente eso, me dieron ganas de ponerme a dibujar XD...no me acordaba. Pero a lo del diario no llegué porque la dejé de ver la primera vez que Paloma entra a tomar el té a la portería de Renée. Besote

      Eliminar
  4. Muchas gracias, lo buscaré para el verano.
    A mí me encanta el chocolate negro, el te verde y el rojo también.
    Petons i abraçades

    ResponderEliminar
  5. Acabo de terminar el libro Amelia. No tengo palabras para agradecerte la recomendación, aunque si hubieras visto mis lágrimas no haría falta más que esa imagen. Muchas gracias de corazón.

    Un besazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado. Soy muy torpe para hacer reseñas de libros (ya ves, aquí solo hablaba del chocolate, ja ja ja). Solamente soy capaz de contar lo que siento al leer algo, pero eso es muy subjetivo, así que no vale. Lo de hablar del autor, de la historia, del contexto... me recuerda al colegio y los trabajos de lengua.

      Cuando releí mi propia entrada pensé que no convencía a nadie para leerlo, ja ja ja.

      Lo tengo de nuevo en la lista de "relecturas".

      Un besote grandote.

      Eliminar
    2. Pues no sólo me convenciste sino que me ha fascinado. Le he dedicado una entrada, no se merece menos. Y te la he dedicado en agradecimiento ^^ Mil gracias!!

      Eliminar

Adelgazar es más fácil en compañía, así que no te cortes y suéltalo...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...