viernes, 27 de mayo de 2016

Cumpleaños felíssss



Ayer fue el cumple de mi marío. Al ser un día laboral, quedé con él para ir a tomar un helado cuando terminara su jornada, a eso de las siete de la tarde.

Peeeeero... lo que hicimos los demás fue prepararle una sorpresiva merienda-cena familiar. Ná, cuatro pizzas y un poco de aperitivo.

Estuvo bien, no se lo esperaba, y cuando entró en el comedor, se encontró con el pastel y las velas (primero sopló y luego ya lo guardamos en la nevera para más tarde).

Total, que me jarté de pizza que no veas. Y de cava. Y de tarta.

Esta mañana pesaba exactamente lo mismo que el lunes, lo cual es una buena noticia, si me paro a pensarlo. Me he subido a la báscula temblando, pensando que habría subido por lo menos cuatro kilos.

Parece que mi cuerpo está aprendiendo a dejar fluir lo que le sobra... je je je.
No quiero gafar nada, ojalá siga bajando.

Besotes.


4 comentarios:

  1. Yo creo que parte de este camino es aprender a superar airosos los eventos inesperados. El cuerpo no sabe si es sábado o martes, simplemente absorbe alimentos, así q un cumpleaños es lo mismo el día de la semana q sea.

    Si logramos comer de lo q hay, pero de forma sana (o sea, midiendo las porciones, comiendo lo correcto en cantidades), ya ganamos de partido!

    Beso

    ResponderEliminar
  2. Las alegrías no engordan y como la celebración bien merecía... ;-)

    Felicidades a tu marido!!

    Un besazo guapa

    ResponderEliminar
  3. Muchas felicidades Jordi, Joan, o como se llame tu marido. Per molts anys!!

    Si pesabas lo mismo esa mañana, seguro que habías perdido otro poco más. La semana que viene más y mejor.

    Petonets!!!

    ResponderEliminar

Adelgazar es más fácil en compañía, así que no te cortes y suéltalo...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...