miércoles, 20 de abril de 2016

Momentazos de la vida



Un día más. 
Y con la serenidad y la tranquilidad de haberlo hecho bien.

¿Todo? sí, creo que sí...
En mi caso, hacerlo todo bien es simplemente cumplir con las cosas que he escrito en mi agenda a primera hora de la mañana.

Ya no soy super-mega-exigente conmigo misma. Eso solamente me traía disgustos. No daba abasto con las tareas, llegaba la noche y pensaba en lo que no había hecho. 
Quita p'allá, qué agobio, por favor...

Ahora no. Ahora escribo una lista a primera hora, tanto para el trabajo como para casa. Una lista realista, que ni soy Superwoman ni lo quiero ser (¡¡qué estresante es intentar ser perfecta, coño-ya!!).

Lo más pesado lo intento hacer primero, y luego sigo con lo demás, si puedo. Y si no, pues no pasa nada. Después llega la noche y me siento a charlar con mi marido, a ver una película o a jugar a Candy crush (un ratito, que no quiero viciarme demasiado).
Y luego, a leer y a dormir.

Me encanta sentirme en paz con esto.  Ayer, por ejemplo, en vez de correr a casa a preparar la cena, me senté en medio del campo a escuchar los pájaros. Pensé que iba a meditar, pero como no me sale "de natural" (tengo que aprender), pues me quedé ahí tan tranquilita, oyendo esos sonidos tan naturales, y el vientecillo, y los olores a romero y tomillo... y tal vez no medité, claro, pero qué ratito más agradable pasé.

Y eso es la vida... ir sumando momentos felices.


Lo del martes:




6 comentarios:

  1. Muy bien, patita.
    Incluso el minibollito de chocolate está bien.
    Te falta arañar unos minutos más de sueño y dormir, como poco, 7 horas, aunque sabemos que lo ideal son 8.
    Sentarse relajadamente en la naturaleza siempre carga las pilas. Sigue así.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  2. El minibollito estuvo genial, porque llevaba dos horas pensando que me comería cuatro o cinco, pero que me tenía que aguantar. Al final pensé "no me aguanto, me tomo un vaso de agua y me como uno". Y así, despacito, lo fui saboreando. Jo, qué bueno.

    El huevo a la plancha me lo inspiró el huevo "frito al agua" de Lady Cúrcuma. Como tengo una sartén es-tu-pen-da, con una cucharadita (de las de café) de aceite pude freír un huevo y darle la vuelta sin que se rompiera. Estaba delicioso y sin remordimientos ni nada.

    Lo del sueño he de arreglarlo. Esta semana me estoy comportando, yo suelo dormir cinco horas. Cada día me acuesto unos minutos antes, pero he de hacer el esfuerzo. Mira que luego me quedo frita en seguida... ja ja ja, no sé por qué me cuesta tanto irme a la cama.

    Besotes grandiosos, preciosa.

    ResponderEliminar
  3. Pues eso es meditar y eso es rezar y eso es descansar y eso es vivir.
    Un 10 por ti! Por eso y por todo lo otro.
    Pero sólo una cosita: aaggggggh la sacarina! a ver si subo algún artículo sobre eso para convencerte de que no, no, no...Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hace falta que busques el artículo de la sacarina. Lo sé, es fatal. He leído que es malísimo cualquier edulcorante artificial, así que cuando se me termine el bote que tengo, ya no pienso comprar más. Pero lo acabaré (dios, son 850 pastillitas).

      El café con leche me lo tendré que tomar con un poco de azúcar (sí, lo sé, el azúcar tampoco mola nada), porque con miel no me gusta. Pero tampoco tomo tantos cafés con leche, y el azúcar camuflado de la dieta en mi caso es bastante poco, porque apenas consumo productos elaborados.

      En fin... poco a poco me iré quitando de todo lo que no.


      Meditar y rezar viene a ser algo parecido. Una oración y un mantra son similares, y producen efectos en nuestro interior.
      A mí me sienta bien, y esa serenidad me ayuda a vivir el momento. Todo está ligado, en realidad.

      Menos la sacarina :-p


      Besotes

      Eliminar
  4. Buenas!

    La relajación es algo realmente importante. Yo siempre iba estresada por mil cosas y empecé a hacer meditación (al principio no sabía muy bien cómo hacerlo) y ahora siempre que me empiezo a alterar me pongo música de naturaleza si estoy en casa y pose de meditación. A veces me paso una hora y ni me doy cuenta.
    Muchos besos! ~A.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alterarse no es nada bueno. Ni estresarse, ni agobiarse. Está bien aprender a relajarse, sea con meditación, con música o dándole a un saco de boxeo. Te deja una sensación estupenda.

      Un beso.

      Eliminar

Adelgazar es más fácil en compañía, así que no te cortes y suéltalo...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...