miércoles, 17 de junio de 2015

La chica-lista


Esta de la foto es  un rato lista...


Al leer "la chica lista" parece que me autoproclame muy inteligente, ja ja ja. No, no quiero decir eso (aunque también lo soy, qué pasa). Me refiero a que hago muchas listas.




Soy de esas personas que tienen cosas por hacer (importantes para mí), pero las dejan para algún día o para otra vida, a pesar de que me atormenta el hecho de no haberlas hecho aún.
Sí, sí, muy lista pero al mismo tiempo algo de boba tengo también...



Sí, es la misma de antes. 
¿Es lista o no es lista?
ya te digo...


Peeeero...  esta semana estoy cumpliendo bastante bien.
Todos los días, desde hace años, hago una lista de tareas para ir tachando las cosas que termino. Desde "hacer la cena" hasta "ir a Hacienda". Todo lo que suponga un esfuerzo, lo apunto.

Así, cuando me acuesto por la noche, en vez de pensar que he perdido el tiempo (a veces me pasa), tengo la sensación de que todo cunde más, de que he adelantado y me siento bien.



Como de costumbre, los lunes son "el día cero", y de ahí ya salen los "tengo que hacer dieta", "tengo que hacer deporte", "tengo que hacer faena", "tengo que hacer los deberes..." (yo de deberes ya no tengo, juas).

En cuanto a los listados, estoy encantada de la vida. Esta semana todo lo he ido tachando, he podido hacer ejercicio, he podido limpiotear, destrastear un poco, preparar comiditas apetitosas (incluso un bizcocho de avena que vamos comiendo po-co-a-po-co, no todo en un día)...





Tenía algo pendiente, pero he cumplido una parte.

La cocina antigua de hierro está en stand-by, porque hay que lijarla primero y no tenía la herramienta adecuada. Tengo el resto de materiales, y me falta solamente ese primer paso. Pero está ahí, esperándome (oyes, que no se hace sola, la tía, por más días que pasen...)

He terminado de tunear el baúl de mimbre, lo puse en mi dormitorio y meto dentro los almohadones y los cojines de encima de la cama mientras no los uso. Cuando tenga una tela bonita, haré una funda interior, que ya tomé las medidas.

Así que ahora voy a continuar con mi dormitorio, ya que lo tengo empezado.

He puesto una cornisa decorativa en la parte superior de un armario empotrado muy grandote que tengo, y ha quedado muy bien (hacía años que estaba sin hacer, joé qué dejadez).

He de pintar una mesilla de noche y dejar toda la habitación sin-nin-gún-tras-to.

No me pongo fecha tope porque luego me entra ansia viva, pero no pienso perder el tiempo.


En cuanto al peso:
Este lunes había aumentado 400 gramos, que bien mirado es ná y menos.
No agobiarse'n.
Y sed felices.








10 comentarios:

  1. Qué animada y apañada te veo, qué bonito va a quedar ese baúl de mimbre, ya me lo imagino y todo!! me encantan!!

    Una cosa detrás de otra, despacio pero sin pausa!! esa es mi Amelia!!!

    Besicos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora mismitico vengo de tu blog, y no te he contestado porque quiero escanear una cosa muy chula para principiantes de la meditación zen.

      Era un cómic muy molón, de cachondeíto, que quitaba rigidez al asunto. Era divertido y al mismo tiempo te enseñaba lo más básico, incluso respondiendo las dudas tontas que todo el mundo se pregunta, pero que nadie se atreve a formular...

      Esta tarde lo busco y mañana lo escaneo.
      Y de paso, a ver si me pongo yo también, que es uno de mis temas pendientes...

      Con tanto pendiente voy a poner una paradita en la feria de la bisutería... ja ja ja.

      Besotes.

      Eliminar
    2. Jajaja, una cosa detrás de otra, y mañana más!! ;)

      Un beso y muchas gracias por el detalle!!

      Eliminar
    3. Ayer se me olvidó, pero hoy ya lo he escaneado y lo tienes en tu correo (ese que sale en tu perfil).

      Espero dos cosas:

      La guan. Que no te sientas obligada a leerlo, que no estoy yo para estresar a nadie.

      La tú. Que te guste, que es mú chulo enteramente, ya verás, ja ja ja.


      Besos.

      Eliminar
  2. Cuanta cosa y cuanto entusiasmo!!! Bien por vos!!

    No esta mal la idea de las listas, voy a ver si lo pongo en practica!!

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo pones en práctica, te dará la sensación de que haces más cosas de las que pensabas...

      Y eso es un gustazo.


      Saludos!

      Eliminar
  3. ¡No veas el gustazo que da tachar una cosa de la lista! Yo creo que las hago solo por el placer de tachar, zas!
    En realidad hago pocas listas para las cosas de la casa pero en el trabajo.... cada semana la hago para no olvidarme nada. Tengo la agenda llenita.

    Subir 400 g no es mucho, haces bien en no agobiarte.

    Y no veas como te va a quedar la habitación de preciosa.

    Un petonàs!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo también las hago por el puritito placer de tachar. Las listas en el móvil no me gustan, prefiero el papel y que queden ahí en la agenda (en una pizarra de la cocina tampoco vale).

      La agenda del cole la tengo llena también, aunque ahí apunto muchas más cosas (llamadas entrantes, tareas pendientes, niños que están enfermos... esas cosas).

      Ser la chica-listas me hace ser papeldependiente... ja ja ja.



      La habitación hace la tira que está esperándome, pero sí, tiene que quedarme acogedora y que me entren ganas de acostarme... ja ja ja.

      Petonarros!

      Eliminar
  4. No todo en la vida es contar calorías. Afortunadamente. Además, cuando uno anda ocupado no se acuerda de menear el bigote (los que tengáis, claro) jajajajaja :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, si estoy ocupada en algo que me tiene concentradísima, se me olvida comer.
      Hasta que el estómago protesta... pero entonces no pasa nada, porque "ya toca".

      Menos mal que no tengo bigote ni mijita, así no puedo ofenderme, qué estrés, jo... ja ja ja. (Es que ha de ser mú jodío estar gordA y encimaaaa ser bigotúa).

      Eliminar

Adelgazar es más fácil en compañía, así que no te cortes y suéltalo...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...