lunes, 29 de junio de 2015

Caminos, sueños y sillas...



Los sueños hay que perseguirlos.

Pero hay una cosa importante que se nos olvida a menudo:
Tenemos un objetivo. Vamos por el camino correcto. Y de pronto, sin saber por qué, empezamos a meternos en caminitos laterales, alejándonos de nuestra meta.
O nos sentamos a descansar "un momento", que acaba convirtiéndose en días y meses... y años.

Ya lo decía Silvio Rodríguez en su canción "Historia de la silla":
"el que siga un buen camino tendrá sillas
peligrosas que lo inviten a parar".

Últimamente veo que pierdo mucho tiempo en chorradas que no me aportan nada, así que he de controlarme y volver al lugar donde yo misma me he puesto: en camino.

Tengo muy claro qué quiero hacer con mi vida, aunque nunca llegue a ser famosa por ello, o a ganar dinero. Para eso ya tengo mi trabajo, que no me hará rica, pero me da de comer.
Lo otro... lo otro me hace sentir viva, me da un calorcito ahí dentro en el corazón, me hace sonreír y ser yo misma.

Por eso me puse el tope de "cumplir 50 años" (que será en 2016, si todo va bien, claro). A partir de entonces, no voy a permitirme ni un minuto de desperdicio temporal. El tiempo es nuestro mayor tesoro, y si disponemos de salud y las necesidades básicas cubiertas, hemos de utilizarlo para madurar, para conocernos mejor y para sacar todo el partido de nosotras mismas que podamos conseguir.

Para llegar a los 50 bien preparada, estoy poniendo los cimientos: mi casa perfeccionada (sin trastos, con todo impecable y motivándome a lo mío), mis rutinas organizadas y mis objetivos claros.

Y eso cuesta un esfuerzo, es verdad.
Pero los resultados valen la pena.


PD - No estoy hablando del peso, aunque cada cual que lo adapte a su propia vida.



28 comentarios:

  1. Don´t worry, be happy!

    Creo que uno debe hacer lo que le haga feliz, siempre que eso no interfiera con la felicidad de los que queremos, así que animo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, Ceci: siempre he pensado que la libertad de uno acaba justo donde empieza la de los demás... por supuesto que lo que me hace feliz no ha de interferir en la felicidad de los otros. Aunque esto daría para un libro entero... ja ja ja.

      Cuando yo estoy realmente a gusto, créeme, en mi entorno se nota un puñao.

      Besotes.

      Eliminar
  2. Me parece una gran reflexión y una buena forma de empezar. Por cierto, no viene en mejor momento, en el blog de Homo Minimus empiezan unos "cursos", a ver si te gusta alguno de ellos. Yo me he comprometido al de "Salud Minimalista". Voy por buen camino, y creo que se me dará muy bien.

    Hay otros dos más, échales un ojo si te apetece, a ver qué te parecen.

    Besitos!!

    http://homominimus.com/2015/06/27/el-habito-que-cambiara-tu-vida/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, Esther, estoy con la pestañita de Homo Minimus abierta desde hace dos días, y no he tenido tiempo todavía de mirar. Pero sí, seguro que será superinteresante.

      Yo también creo que voy por buen camino desde hace años, pero paro en demasiadas sillas. Eso sí: no me meto en caminos laterales. Algo es algo... ja ja ja.

      Besotes.

      Eliminar
  3. También yo me senté muchas veces en esas sillas de que habla don Silvio, a veces hasta me quedé dormido sobre ellas, no te digo más. Pero hará cosa de tres años, por razones que no vienen al caso, decidí arrumbar todas esas sillas en el trastero y eché a andar por donde siempre me había propuesto. Ahora soy muchísimo más feliz, menos estrepitoso con los demás y más armónico conmigo mismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues supongo, Rafi, que de tres años para acá habrás notado cambios sustanciales en tu vida. Sentir armonía con uno mismo es uno de los mandamientos obligatorios de la existencia. Creo que es de las cosas más importantes y menos ejercidas que existen.
      Me alegro mucho por ti. Yo estoy en ello, a ver cómo me va.

      Besotes.

      Eliminar
  4. Bravo que entrada más bonita... te mereces un aplauso, has dicho verdades como puños y es cierto el tiempo es el mayor tesoro...
    Si es que te echaba de menos Amelia. He estado algo liada y no sacaba ni un ratico en leerte y créeme que me apetecía.
    Un besazo guapi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Maruchi, siempre me dices cosas agradables.
      El tiempo es lo único que tenemos "de verdad" y resulta que no podemos dominarlo, ni dosificarlo, ni pararlo, ni echarlo para atrás... podemos aprovecharlo o dejarlo perder. Y es una pena, la verdad.

      Besotes.

      Eliminar
  5. (Casi) todos sabemos adónde hay que ir, sin embargo parece que necesitamos desviarnos sin mucho motivo.
    ¿Qué más vamos a hacer en la vida sino lo que nos hace felices? Si puedes vivir y puedes hacer lo que te gusta, ¿qué más? :)
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, Noa, nos desviamos por despiste, por comodidad, por pereza...
      pero lo cierto es que la vida es muy corta y tenemos la obligación moral de aprovechar cada momento y estar a gusto...

      Besotes

      Eliminar
  6. Hola Amelia, te he nominado al premio Best Blog. Espero que te haga tanta ilusión como a mí :) https://estavidagorda.wordpress.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pobre Rafi, me das un premio y yo desaparezco, ja ja ja. Cualquiera diría que soy alérgica, ja ja ja.

      Voy a buscarlo por las entradas "antiguas", a ver si lo encuentro.

      Besotes y gracias.

      Eliminar
  7. Un besazo, ¿por qué? Porque me apetece y punto.

    Amelia, empieza a hacer las cosas que te apetecen y punto, no esperes al 2016. Al principio cuesta, pero luego es maravilloso. Si quieres que los demás sean happy, la primera que debe estar superhappy eres TU.

    ¡¡Guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantan los besazos "porque sí", olé y olé.
      Date por besuqueada también.

      No espero, no. Lo que quería decir es que necesito prepararlo todo de manera que cuando termine "la preparación", ya nada me frene para hacer mis cosicas.
      Ya las hago ahora, a diario hago cosas que me apetecen y me hacen feliz, pero siempre tengo algo pendiente que requiere mi atención. Esa preparación que digo me dejaría libre total, sin nada pendiente.

      Sobre lo de ser superhappy... hace años me di cuenta de que la sonrisa y el buen rollo hacen de boomerang, sueltas buenas vibraciones y te vienen de regreso siempre.

      Un besazo, preciosa Alicia.

      Eliminar
  8. Me ha encantado tu entrada. Tienes toda la razón, en el camino hay muchos caminitos que la mayoría de veces, por no decir todas las veces, te hacen retroceder. Por lo menos tu tienes claro lo que quieres, que no siempre es fácil, así que a por ello! Besitosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, hay caminitos y caminitos, y no siempre son caminos tontos, a veces son tan interesantes todos que una se deja despistar un poco...

      Pero no, yo tengo clarísimo lo que quiero. Ya soy mayorcita, ya era hora... ja ja ja.

      Besotes, Jenifer.

      Eliminar
  9. Preciosa reflexión...
    Yo acabo de volver de sentarme mucho tiempo en el camino de perder peso...al menos he avanzado en otro de mis caminos ;)
    ¡No hay camino que se nos resista! Y Amelia, aunque no dices cuál es ese camino del que hablas (y me ha picado la curiosidad, eh! jajaja) estoy segura de que lo conseguirás ¡suerte!
    Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Evie, el camino "mío" es muy simple. Consiste en estar a gusto en mi piel, simplificar mi vida, dedicarme a hacer las cosas que me hacen sentir bien.

      Escribí un relatillo bastante tonto sobre este tema. El día de mi cumple igual lo pongo en el blog, ya que faltará un año justo para cumplir los cincuenta...

      Besotes.

      Eliminar
  10. Hola Amelia guapetona : ))),

    he vuelto al redil y he pasado a saludar. Me alegra ver que sigues aquí. Estaré pendiente de tus nuevas entradas. Un besazo y un fuerte abrazo corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Javi.

      Volviste al redil y al parecer, te dejaste la puerta abierta y me fui yo... ja ja ja. Pero ya he vuelto también, y creo que he cerrado para que no se escape nadie más.

      Besotes, ánimos y a la carga.

      Eliminar
  11. Qué lindo es saber que escuchas a Silvio, tienes mucha razón en todas tus palabras Amelia, deseo que cuando llegue a ese edad pueda tener mis objetivos claros y mi mente en orden. Justo el día de ayer antes de acostarme estaba leyendo uno de esos artículos que salen en Faceboook como "las 5 cosas que debes hacer antes de morir" etc, y leí uno sobre personas que tienen diagnosticada su muerte a algunos días o un par de meses, muchos se arrepienten de no haber aprovechado el tiempo, el tiempo es lo que se va más rápido y no nos damos cuenta, cuando lo hacemos casi siempre es demasiado tarde, me alegra mucho que no sea tarde para tí, que sigas disfrutando y que tengas objetivos claros de lo que viene para tí :) te mando un gran abrazo <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta mucho Silvio. Le escuchaba en mi adolescencia y todas sus canciones me inspiran un montón, siempre me hace reflexionar y contactar con una parte muy personal de mí misma.

      A veces también he leído cosas tipo "¿qué harías si fueras a morir en un mes?" y a estas alturas de mi vida puedo decir que haría exactamente lo mismo que hago ahora: estar con las personas que quiero y pasar tiempo haciendo cosas que me gustan.
      Lo único que me falta es simplificar mi vida un poco, para que las obligaciones sean más rápidas y los placeres puedan ocupar más tiempo.

      Besotes, Nana.

      Eliminar
  12. Oye, guapa, levántate de esa silla y vuelve a escribir en el blog, que me tienes aquí solita, esperando por ti.
    Un abrazo y espero que vaya todo bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me he levantado, ya... es que me pesaba el culo, ja ja ja.

      Y no digas que estás solita, porque tienes un montón de gente que te quiere y te aprecia.

      Un abrazo y "nos vemos" por el blog.

      Eliminar
  13. Hola.´
    Tienes toda la razón, yo cumplo 24 este año, pero he perdido muchos años por la bulimia. He decidido no dejar un día sin sonreir, sin ser felíz, sin disfrutar, porque no puedo retroceder el tiempo ni los años que me encerré por no subir de peso.
    En fin...
    Lo que aprendí es que NUNCA HAY QUE DEJAR DE LUCHAR POR LO QUE UNO QUIERE Y HAY QUE VIVIR CADA DÍA COMO SI FUERA EL ÚLTIMO.
    SI fusionas ambos, todo se encamina...
    Te deseo suerte y tb espero que escribas más seguido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Daniela.
      Creo que ya te comenté sobre la bulimia en tu blog, hace tiempo.
      Espero que sigas pensando en disfrutar la vida y aprovechar el tiempo sonriendo, siendo feliz y disfrutando. Piensa que un día mirarás atrás y será genial poder estar satisfecha del camino recorrido.

      Tienes mucho tiempo por delante para cambiar cualquier cosa que no te guste.

      Muchos besos.

      Eliminar
  14. Buenas tardes Amelia, ¡¡¿¿Dónde estás??!!


    Cuando vuelvas del camino tendrás que contarnos muchas cosas.

    Te esperamos.

    Hoy otro puñadito de besos.

    ResponderEliminar

Adelgazar es más fácil en compañía, así que no te cortes y suéltalo...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...