martes, 14 de abril de 2015

El por qué



En el mundo de los sueños, la casa se corresponde con la persona, de modo que si la tenemos ordenada y bonita, estamos teniendo una vida interior tranquila y serena, y nos sentimos bien, y si la casa está patas p'arriba, nuestro día a día personal es un caos (a veces el caos nos estimula, pero en la mayoría de los casos nos impide avanzar en nuestros proyectos).

Desde que me casé, la vida  me arrolló. No me di cuenta y ya estaba pagando una hipoteca, criando dos niñas, cambiando de coche cuando "murió" (varios coches, varias veces), buscando un segundo empleo para llegar a fin de mes (mi marido llegó a tener tres trabajos a la vez, pobrecillo).

Nunca he sido derrochona, no sé si porque soy catalana o porque siempre me han enseñado a no estirar más el brazo que la manga. No es que tenga muchas cosas porque me he vuelto loca comprando. Por una parte es lo que os conté de que han ido vaciando casas dentro de la mía. I también me he flipao reciclando, aprovechando, pensando "no tires esto que todavía se puede arreglar".

Se puede arreglar. La frase de mis tormentos. Tengo montañas y cordilleras de cosas pendientes de arreglo. Desde bisutería hasta ropa, desde cuadros hasta muebles, de tó de tó.

Todas estas cosas me han generado muchísimo estrés, más las obligaciones, más las preocupaciones, más educar dos hijas... bueno, ya sabéis de que hablo (y si no, mejor para vosotras).

Ahora estoy en una etapa de mi vida en la que mis hijas se han hecho mayores y están casi del todo emancipadas, viviendo fuera de casa y dejándonos solitos a mi marido y a mí. Que me dice la gente si no tengo el síndrome de nido vacío. Pos mira... no. Estamos disfrutando de nuestra compañía, entrando y saliendo cuando nos da la gana sin tener que cuadrar horarios con nuestras niñas. Y cuando vienen los fines de semana, estamos a gusto juntos. Y cuando se marchan el domingo por la noche, estamos a gusto solos.

Volviendo a la primera parte del post: si ordeno mi casa, ordenaré mi mente y mi vida. SÉ (porque lo sé) que cuando me siento bien no tengo ansiedad, ni por comer ni por nada. Y para sentirme bien lo que necesito es tener un entorno agradable e inspirador. Porque desde hace años sé qué es lo que me gusta hacer, lo que me hace sentir viva y feliz, lo que me produce un calorcito en el corazón y una sonrisa en la boca.

Y nunca lo hago porque no tengo tiempo, porque no tengo espacio, porque no tengo las cosas preparadas.

Por eso me ha dado por ordenar. Porque el año 2016 cumpliré 50 y me he puesto un ultimátum: he de empezar a vivir lo que debería haber sido mi vida desde el primer día.

El día de mi 50 cumpleaños DEBO tener mi casa y mi vida sin accesorios innecesarios, solamente los que me produzcan placer. O sea, que cada pequeña cosa de mi casa o será útil o será bonita. Lo demás fuera. Lo que me traiga malos recuerdos, fuera. Lo que no me guste, fuera. Lo que no me sirva, fuera.

Los kilos se irán solos. Estoy segura.


   

6 comentarios:

  1. Claro que sí, esa es la actitud.
    Sigue adelante, que en el momento que te libres de la ansiedad, habrás solucionado ya una gran parte.
    Ánimo y besos.

    ResponderEliminar
  2. Qué buen empuje, me encanta verte tan animada!!! no sé si pudiste leer una entrada mía, de cómo cambió todo mi cuerpo y mente aplicando mis principios por encima de todo. 15 kilos menos en un año, 15 años menos en un año, todo por decir "hasta aquí" y hacer todo lo que creo que debo hacer para sentirme en paz conmigo misma. Y es ahora, Amelia, que empiezo con ese empuje otra entrada de mi vida ( que te estás hartando a leerme jajaja) que se me han caído otros dos kilazos de encima (qué bien para mis rodillas pseudo-corredoras ;) ) Todo lo externo nos repercute en nuestro interior tesoro, verás qué a a gusto te vas a quedar.

    Me ha gustado mucho tu post, muy cierto y muy gracioso, me ha encantado!! Un beso grande y voy a seguir destrasteando otro ratito!!

    ResponderEliminar
  3. La persona que necesita poco para vivir al final es la más feliz...

    ResponderEliminar
  4. Super post de Amelia, muy recomendable para leer a quien se pase por tu blog.

    Me quedo con una frase: "me he puesto un ultimátum: he de empezar a vivir lo que debería haber sido mi vida desde el primer día."

    Esa frase me la dije a mi misma no hace mucho, verano del 2013. y detrás de ella se fue una Alicia que espero no vuelva más, ¿ por qué? Porque estoy obligada a ser feliz, ¡¡como todos!!.

    Sabes que soy una enamorada del KAOS, pero como bien dices a veces impide avanzar en nuestros proyectos.

    Lo dicho, una entrada más que interesante y muy recomendable para compartir con amigas.


    Besos grandes y sonoros ;-P

    ResponderEliminar
  5. Totalmente cierto, lo de la relación entre la casa y la vida interior (y no sólo en el mundo de los sueños, que en el real, también).
    Tengo una amiga que ha usado la técnica de Marie Kondo. Es un poco bestia pero en unas semanas tienen la casa como nueva. Yo quería hacerlo también, pero como pronto nos vamos a mudar, he pensado que no merece la pena hacerlo ahora.

    Besos!!

    ResponderEliminar

  6. NOA:
    Es cierto, la actitud es lo más. Es lo que hace que consigamos las cosas o no (que va a ser que sí, ja ja ja).

    ESTHER:
    De hartarme de leerte nada, monada, ja ja ja. Me encanta que escribas cada día, me da vidilla.
    Hace muuuucho tiempo que seguía algunos blogs tipo Leo Babauta , los de minimalismo, los de organización y similares. Pero ahora que le veo las orejas al lobo (esto del lobo es un decir, que a mí me encantan, como dejo clarísimo en mi otro blog), me he de poner las pilas. No quiero llegar a los 50 así. Aún tengo 48, pero NO tengo tiempo que perder.

    MARUCHI:
    Tienes toda la razón, es como el cuento "La camisa del hombre feliz". Yo solamente necesito que los míos y yo estemos a gusto. Lo demás es "de además".

    ALICIA:
    Estuve tentada de borrar la entrada, porque me da la sensación de que tanta sinceridad me va a dar en los morros. Yo suelo ser muy discreta con mis cosas, y aquí en el blog me suelto más de lo habitual.
    Espero que estés consiguiendo ser muy feliz. Es nuestra obligación y nuestro derecho.

    ALLYYYY:
    ¡Cuánto me alegro de verteeee!
    ¿Cómo está esa barriguita?
    Marie Kondo y el método KonMari . Da un poco de miedo, ja ja ja. No necesito algo tan radical (creo).
    Para un traslado, el libro "Mudanza minimalista" es muy recomendable. Este gratis y muchos más, aquí: http://valedeoro.es/libros/

    Muchos besos a todas y gracias por vuestros comentarios. Qué guapas sois, coño.

    ResponderEliminar

Adelgazar es más fácil en compañía, así que no te cortes y suéltalo...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...