martes, 17 de febrero de 2015

Qué rápido pasa el lunes



Ayer no saqué al perro a pasear.

El pobre tiene más paciencia que un santo, y no dice nada. Lo saco diez minutos todas las mañanas a las seis y poco (uf), y paseamos una hora entera por la tarde, allá a las cuatro. Pero los lunes...

Los lunes trabajo hasta tarde, y cuando llego a casa me da un palo del diez tener que salir. Me preparo un cortadito, me relajo un poco y me pongo ropa de faena. Y me enfrento a la lista de tareas pendientes, que suelen ser más de las que puedo abarcar, aunque ahora ya no me agobio.

Cuando me doy cuenta, ya es la hora de la cena. Luego es tiempo de lavarse dientes, de dejar la cocina limpita y de ponerse los potingues de rigor, esos que me harán parecer una treinteañera cuando tenga ochenta años
:-p 

Y después está absolutamente prohibido hacer faena. No me da la gana.
A tumbarse en el sofá si hacen algo que valga la pena en la tele. Y si no... pues a leer un ratito.

Qué rápido se acaban los lunes, por dió...




8 comentarios:

  1. Ay... que buenos son los viernes, pero para ello deben existir los lunes jajajaja

    Acabo de ver que la bajada de peso. OLEEEEEE!!!
    2 kilos y te quedas muda? Eso hay que celebrarlo, esta tarde saca al perro 5 minutos más que le de el aire!!

    Un besazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no me quedé muda, que ayer hice la entrada correspondiente... je je.

      Hoy le toca corretear una hora entera, aunque todavía están los caminos llenos de barro, por la nieve derretida.

      Besazos.

      Eliminar
  2. ¡Madre mía, qué estrés de lunesssss! Eres una campeona, de verdad. Me cansé solo de pensar en todo lo que tienes que hacer. Aún no entiendo cómo te gustan tanto los lunes si parecen estresantessssssss.
    Genial lo de la pérdida de peso. Vamos por el buen camino, Amelia.
    P.D.: No creo que eligieras el nombre mal; su significado te va como anillo al dedo. Es solo que hay buenas y malas rachas.
    Un abrazo, mi niña linda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te doy un beso porque no estás aquí, ja ja ja. Que si nossss... ay, qué guapa ella, ¡ay!

      Los lunes son como una libreta en blanco, con olor a colegio y promesas.

      Besotes.

      Eliminar
  3. Y por eso no tengo perro...¡Sacarlo a las 6 de la mañana! Tienes el cielo ganado...qué frio y qué sueño por Dios!
    Los lunes son mortales... siempre...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En invierno (ahora) a menudo estamos a bajo cero. Eso sí: me despejo en un santiamén, ja ja ja.

      Amos si me despejo... ji ji ji.

      Eliminar
  4. Ooooh queeee cosiiitaaaa!! Tiene cara de súper bueno!!! Yo, gracias a la mía salgo. Sobre todo los perritos grandes necesitan moverse y salir (y yo que vivo en un piso...pues verás). Un besoo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que si no fuera por él, no haría nada de ejercicio. Gracias a él me muevo. Y él es tan paciente conmigo... y obediente, a veces me sorprende lo obediente que ha salido, pobrete.

      Se les coge un cariño impresionante.

      Besotes grandotes :-))

      Eliminar

Adelgazar es más fácil en compañía, así que no te cortes y suéltalo...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...