miércoles, 5 de noviembre de 2014

Ora et labora


Claustro del Monestir de Poblet (Conca de Barberà)


El otro día estuve de visita en el monasterio de Poblet, no lejos de mi casa. Qué passsssada. Lo que más me gustó es la paz que se respira en el claustro. Todo el patio estaba lleno de plantas y flores, y el sonido del agua de la fuente era lo único que se oía. Estuve durante un rato allí sola, mientras los demás del grupo estaban viendo otras cosas con el guía.

Esa paz, esa forma de vivir tan pausada, esa lentitud del tiempo al pasar... me parece muy relajante y es como una medicina para los sentidos.

El famoso lema "ora et labora" se puede aplicar a la vida diaria, quien dice "ora" dice "medita", y quien dice "labora" dice "labora" (eso no te lo quita nadie, ja ja ja).

Estos días estoy poniéndome las pilas a base de bien. Cumplo todos los puntos de la lista de tareas que me pongo, lo cual me ayuda a subirme la moral, cuando las veo tachadas y la faena hecha. 
Me gusta la sensación de hacer una cosa a la vez, no doscientas y todas mal. 

¿Estaré entrando en fase Zen?  ¡¡Oiiii!!!!

Martes y Trece, geniales




El menú del martes

En ayunas:
Dos ciruelas secas y un vaso de agua con medio limón 

Desayuno: 
Café con leche desnatada y sacarina  
Un par de biscotes multicereales 
y mermelada de ciruelas (de la que hice en verano)




A media mañana:
Café con leche 
Tres nueces, me iba a comer cuatro, 
pero una me salió vacía, qué timo, ja ja ja. 

Comida:      
Un platito de macarrones
Ensalada de lechuga y pimiento
Yogur desnatado con frutas y una Cd de copos de avena

Merienda:
Café con leche 
Un par de mandarinas pequeñas

Cena:   
Un poco de sopa con carne del caldo
Un puñadito de pipas (un puñadito son unas 15 pipas, no más)
Yogur desnatado con frutas y una Cd de salvado de avena


Agua:  dos litros

Sueño: 5'5 horas 

Ejercicio: 
Paseo con el perro, media hora, tenía que irme a la ciudad y no tuve tiempo para mi perri, pobrete.

Estado de ánimo:  Me encuentro mucho mejor, je je je.





     

14 comentarios:

  1. Cómo me alegro de que estés animada, Amelia! Hacía tiempo que no pasaba por aquí pero siempre me sacas una sonrisa. Me alegro mucho por tu estado de comunión con el universo :P y por cierto, me parto con lo de la nuez! xDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso de la nuez pasó ayer martes. Hoy me ha vuelto a pasar. Creo que he de cambiar de marca de nueces...

      Gracias por la visita, K. :-D

      Eliminar
  2. Hola Amelia menuda paz trasmites en tus palabras y luego mandas lo de martes y trece y me has sacado la sonrisalla de turno...

    He leído publicaciones anteriores y te comprendo a veces aun teniendo todo no estamos bien, lo que tenemos que hacer es animarnos y mirar hacia delante que ya la vida nos pone zancadillas.

    Un besito y ya estoy de vuelta con pilas recargadas... o eso creo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, espero que sí hayas cargado pilas. Hace falta gente animada por aquí...

      Lo de la paz, en ello estamos. Realmente ese espacio físico me transmitió mucha serenidad. Me apetece volver, fíjate...

      Un besito.

      Eliminar
  3. Ya otras veces hemos hablado de la meditación como una herramienta más contra el sobrepeso, no me parece tan desencaminado lo que dices. Así que, efectivamente, ora et labora, sigamos trabajando en nuestra meta. Un abrazote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando una se siente en paz (llámalo H), no come por ansia, eso está clarísimo. Mira que si fuera éste el camino... estoy dejando la casa como una patena, estoy relajada y encima ¿voy a perder peso? esto es un chollo, ya te digo... ja ja ja.

      Besos a tutiplén

      Eliminar

  4. jajajajajajajjajaa tienes mucha razón sobre las 200 cosas mal hechas, me pasa todo el tiempo creo que es el dilema de mi vida, todo lo que quiero hacer y todo lo que hago mal. que deliciosidad ha de haber sido estar ahí gracias por compartirlo, un abrazo Amelia c:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que siempre queremos hacer más de lo que se puede, ya lo dice el refrán: quien mucho abarca, poco aprieta.

      Besos, Nana.

      Eliminar
  5. Vital que ese estado de ánimo mejore. Me alegro mucho :)
    Y sí, eso de hacer una cosa detrás de otra da mucha paz, así que sigue por ese camino.
    Los Martes y 13...¡¡ah, qué buenos!! jajajaja
    Muchos besillos
    Elsa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, no puedo dejar que me dé un bajón cada vez que recibo una mala noticia. No puede ser.

      Martes y 13 forman parte de mi adolescencia. Yo recuerdo cuando eran tres, ¡qué mayor soy! ja ja ja

      Eliminar
  6. Poblet!! no he ido desde pequeña, la verdad es que no me acuerdo de nada. Como he visto más monasterios góticos desde niña, los confundo.
    ¿Cómo vas Amelia? Mejor?
    Un petó i fins aviat!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto de los claustros monacales siempre me ha producido una sensación agradable. Menos el de la catedral de Barcelona, que siempre que he ido había tantísima gente que era agobiante.

      Voy mejor, sí. Más animada, je je. Gràcies.

      Petons :-)))

      Eliminar
  7. Hola Amelia!!! Yo estuve en el monestir de pequeña con el colegio haciendo una excursión. Supongo que entonces me pareció un rollo y no pude sentir ese relax que se respira...pero puedo imaginármelo!! Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que cuando somos niñas, las cosas del cole nos parecen un rollo. Pero algunas son muy interesantes. Seguramente en aquella ocasión no necesitabas relax ni paz, estarías en pleno apogeo y no te hacía ninguna falta desconectar.

      Nos hacemos mayores, ainsss, ja ja ja.

      Abrazotes.

      Eliminar

Adelgazar es más fácil en compañía, así que no te cortes y suéltalo...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...