miércoles, 16 de julio de 2014

Peso Ideal, una revolución en los años 70


Librito de los años 70


En los años 70 mi madre hacía una dieta llamada "Peso Ideal", y además de comer hígado a la plancha y acelgas cocidas (dios, qué penita me daba la pobre), también consistía en acudir semanalmente a una reunión de grupo para darse ánimos o para recibir alguna bronquilla... se pesaban delante de las demás (como aquí, que todas nos sinceramos con nuestro peso) y luego pasaban a relatar las dificultades que tenían para seguir la dieta.

Siempre he pensado que el poder del grupo es bestial. Lo decía en mis primeras entradas y sigo convencida. Veo que en épocas pasadas también creían lo mismo...

Por internet he encontrado esta descripción, de una mujer que la hizo en esa época. La podéis encontrar en comeencasa.net.

El régimen del Peso Ideal consistía en un desayuno a base de lácteos (un vaso de leche o yogur), dos piezas de fruta, tres quesitos descremados (o un huevo), y media rebanada de pan integral, café o té con una cucharada de miel. El almuerzo obligaba a 200 gramos de proteína a base de ternera, pescado o pollo (250 g para los hombres), junto a 150 gramos de verduras cocinadas o crudas (zanahorias, habichuelas verdes o tomates entre otras, eran limitadas en peso). Lechuga, calabacines, coliflor o col eran ilimitados en el peso. La cena debía llevar 120 g de proteínas (pollo, ternera o pescado) o bien dos huevos, junto a verdura del grupo ilimitado. Además, era obligatorio tomar dos vasos de leche al día y tres cucharadas de aceite de oliva v.e. o mantequilla. Y por último, se limitaba el consumo de huevos a 6 a la semana, era obligatorio consumir al menos 7 veces pescado a la semana (no azul), y era ineludible tomar tres frutas diarias. El pan solo se permitía en el desayuno.


Vamos, que era una dieta equilibrada y sana, sin demasiados quebraderos de cabeza y sin milagros de nuestra señora.  



Me ha sorprendido ver que todavía existe Peso Ideal, y que tienen facebook.     
Alucinante.

Por cierto, en realidad mi madre no logró adelgazar con este método. Mi madre adelgazó cuando cambió su vida, empezó a trabajar y a sentirse a gusto consigo misma.

Da que pensar...


El menú del martes

En ayunas: 
dos ciruelitas de mi huerto y un vaso de agua  

Desayuno: 
café con leche desnatada y sacarina  
bocata de pan con tomate y embutido

A media mañana:
3 ciruelitas (son muy pequeñas)
un cortado
una torta de arroz




Comida:      
un plato de ensalada de lentejas, que llevaba:
lentejas (claro), pepino, cebolla, tomate, atún y aceitunas, 
todo cortado pequeñito
una cerveza sin alcohol
una tajada de sandía


Merienda:   
una tajada de sandía
un café con leche desnatada y sacarina

Cena: 
ensalada de lechuga y zanahoria rallada
espárragos con jamón serrano
un yogur desnatado con frutas y salvado de avena
infusión de regaliz (para acabar de llenar la tripa)

Agua:  2 litros

Sueño: 6 horas y siesta de media hora

Ejercicio: 
Hoy no he hecho nada. Ya me vale. Cuando iba a irme con los perros (el mío y el de mi hija), ella me ha dicho que no hacía falta sacarlos, que llevan todo el día correteando por el jardín y están tranquilitos.
Lo que pasa es que soy yo quien necesita caminar, no ellos... aunque ha colado como excusa y no he ido. Qué burra soy, leches.

Estado de ánimo:  Bien, hoy he estado paseando por vuestros blogs y me siento bien.










11 comentarios:

  1. Hola!! Me alegro de que estes animada, guapa.
    Qué interesante lo de la dieta ideal ¡y eso que es de los 70! Con la de dietas nuevas que salen cualquiera diría que en los 70 habría dietas muy diferentes que las de ahora...

    El poder del grupo es increible, por un lado no quieres decepcionar a los que te rodean y te sientes integrada, por otro quieres ser aceptada y por tanto haces las cosas como se esperan de ti... además, si la cagas te reprenden o te animan a volver al buen camino...
    A pesar de eso, como cualquier cambio fundamental en la vida de uno, depende de uno mismo, tiene que nacer desde el interior, aunque se refuerce con el exterior.
    Que me enrollo.... jajajajaja

    Besitos!!!

    ResponderEliminar
  2. Lo bueno del grupo es que todas tenemos experiencias similares y podemos darnos consejos útiles, no solamente bien intencionados.

    Es como los grupos de enfermos, de cuidadores o de alcohólicos, o los grupos de duelo. Cuando todos en el grupo comparten algo que les duele, saben darse un buen empujón para salir del bache.
    Pero tienes razón: los cambios los hace uno mismo, aunque le apoyen desde fuera.

    Supongo que solamente hay una dieta buena: la equilibrada y que te hace sentir sana y satisfecha.
    Todas sabemos comer bien. Lo que no sabemos es esquivar las tentaciones, qué lástima, ja ja ja.

    Besotes, guapa.

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante lo del peso ideal, comían bastante más que las dietas de ahora, no? Seguro que igualmente perdían peso comiendo de todo.
    Oye, ¿cómo has encontrado mi foto? ¿la del anuncio actual del peso ideal? jejjeeje, soy la de la derecha, por supuesto, jajaja
    Es cierto que el grupo ayuda mucho, yo estoy muy contenta y hasta os estoy cogiendo cariño, jeje.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pos cómo no voy a encontrar tu foto, me dieron una copia porque yo soy la de la izquierda (ainsss). Además, de verdad, tengo toda la pinta de la chica de la izquierda, qué cruz.

      Por supuesto que nos vas a coger cariño, con lo supermegafantástica que soy no esperaba menos... (aquí imaginarme guiñando un ojo, que no soy tan creída, ja ja ja)

      Petons

      Eliminar
    2. Jajaja, yo también me parezco mucho a la de la izquierda... igual si le quitas 3 milímetros de todos lados menos del pecho, quedo exacta.

      Eliminar
  4. Hola Amelia. Soy Elsa. Nueva en esto. No sé si he pasado antes por aquí. El caso es que me alegro mucho de tu ánimo, es vital. No se puede perder peso estando de bajón. Lo sé muy bien.
    Un abrazo gordo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida, Elsa. Me parece que sí habías pasado, ¿sois dos hermanas? yo pensaba que os había puesto en el blogroll de ahí al lado, pero me lié y luego se me pasó.
      Te/os pongo en la lista y así no me olvidaré de visitaros.

      Estos días pasados estaba más bajita de moral, pero ya se me ha ido el mal rollito fuera.

      Un abrazo, bueno, que sean dos :-D

      Eliminar
  5. Jejeje me dio risa lo de que tu madre no bajó de peso por la dieta sino por lo demás, que padre que siga en vida peso ideal y que tengan Facebook y toda la cosa :O Sabes, a veces yo también pongo como excusa que pase una u otra cosa para hacer ejercicio y si no pasa o lo que sea, no hago y punto jajaja cómo somos.

    Besos Amelia :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que para adelgazar es muy importante sentirse bien con una misma, porque entonces ya no comes compulsivamente.
      Mi madre dio un giro a su vida y, sin pretenderlo, adelgazó. Comía de todo, pero no a todas horas como antes.
      Supongo que es algo a tener en cuenta...

      Besos, Nana.

      Eliminar
  6. Hay alguna manera de conseguir el libro?
    Gracias.Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La fotografía está sacada de la página todocoleccion.net

      Ahí se venden cosas de segunda mano, si conseguí la foto, señal que está a la venta.

      Inténtalo, a ver si hay suerte.

      Besos, Rocío.


      Amelia (y Nuria, ahora que he dejado este blog)

      Eliminar

Adelgazar es más fácil en compañía, así que no te cortes y suéltalo...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...