miércoles, 11 de junio de 2014

Miércoles



Hoy me he levantado una hora antes de lo habitual (a las seis) y he tenido que comer casi dos horas más tarde de lo acostumbrado.
Por eso he desayunado dos veces, una a las siete y otra a las once y media. No quería llegar y asustar a la camarera del restaurante...  


Animalico, tenía hambre...

Era uno de estos locales en los que tienes que rebuscar para encontrar la comida. Un platazo enorme y en medio un cucharoncito de arroz, y el resto vacío. Amos, que cabía la ración en un platito del café.


                              El plato era éste, había un poquitito más 
                               de comida que ahí, pero no mucho más



Desayuno primero: 
café con leche desnatada y sacarina  
una mini-ensaimada

Desayuno segundo: 
café con leche desnatada y sacarina  
un panecillo con aceite y embutido    
Un albaricoque

Comida:      
Rissotto con setas. En plato enorme y ración enana. 
Pata de conejo a la brasa con allioli, un poco de patata y pimiento
un trozo generoso de baguette
Una cerveza normal y media sin alcohol 
Un flan 
Un café


Merienda:   
Nada, todavía estaba digiriendo la comida

Cena: 
Una lonchita de botifarra blanca (mientras me hacía el bocata de mañana)
una cerveza sin alcohol (engorda menos)
Un yogur desnatado con salvado de avena



Agua:  2 litros

Sueño: 4  horas, tenía miedo de dormirme hoy que me levantaba antes. Luego he dormido un poco de siesta, una horita.

Ejercicio: 
Paseo con el perro, media hora de tranqui. Es que he llegado muy cansada, y encima con estos calores...

Estado de ánimo:  
Bien, pero los cambios de rutina me dejan agotadísima. 




3 comentarios:

  1. Que poquito has dormido, yo a esta hora de la mañana ya estaría muerta... La verdad es que ese tipo de restaurante son muy sofisticados pero piensas se le habrá caido al camarero por el camino de la cocina a la mesa más de la mitad de la ración... Je je

    ResponderEliminar
  2. Nena pero donde vas tan temprano...! a esa hora todavía no han puesto las calles!!! A mi me ponen ese plato con la cmida microscópica, y me muero vamos, jajaj!

    ResponderEliminar
  3. ¿Sabéis? me pasé doce años levantándome a las cuatro y media de la mañana para coger el autobús del trabajo a las cinco y veinte. Tenía dos niñas pequeñas y mi marido hacía un horario incompatible con el mío, así que iba bastante de culo y dormía en el autobús.

    A veces me levanto a las seis por gusto (soy asín de rara, ja ja ja). Hoy no era el caso, pero en verano me gusta hacerlo, sobre todo en vacaciones. Me levanto a las seis, paseo al perro, desayuno en la terraza y cuando son las ocho tengo la mitad de cosas hechas y el día casi sin estrenar...

    Sí, sí que soy rarita, ja ja ja.

    Besotes, Maruchi y Alicia. Gracias por la visita.

    ResponderEliminar

Adelgazar es más fácil en compañía, así que no te cortes y suéltalo...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...