lunes, 28 de abril de 2014

Lunes, estrenamos semana



A mí me gustan los lunes, llámame rarita.

El lunes tengo más motivación para todo: sea adelgazar, tener el cuarto de baño a punto para que venga el mayordomo repelente aquél del algodón, o hacer ejercicio.
Para eso sirven los lunes: para tener esperanzas.

Los martes si eso... ya nos bajarán del pedestal a pellizcos, pero por ahora estoy animá.



Esta mañanita, en pelota picá y después del pis de primera hora, pesaba 84'5 kilotes.

Que parece mucho, lo sé, pero el lunes pasado pesaba 85'1, que si no me puse a llorar fue porque tenía que ir a trabajar, y luego van a pensar que me he peleado con mi marío y no.

Eso sí: ayer pesaba 82'9. Y todo el finde me he portao como una santa, que no sé cómo no me han santificado aprovechando la coyuntura de ayer en el Vaticano. No entiendo nada, que he engordado 2'2 kilos a pesar de portarme como una señora. En un solo día.
La báscula está loca y quiere acabar conmigo. Es una conspiración.

Amos, que lo que yo cuento es de lunes a lunes y tiro porque me toca, y lo de entre semana lo miro solamente por chafardear un poco, pero no cuenta.

En resumen: que he perdido 600 gramos, que no está mal para no haber hecho ni el huevo de ejercicio (miento: hice un poco de Malova, pero ná y menos).

Y así estamos, con ganas de moverme. Ojalá no se me pasen hasta la noche, que el ejercicio lo he de hacer al salir del curro y aún faltan horas.


7 comentarios:

  1. Me encanta tu sentido del humor... Lo importante es saber que no te has salido en el tema de la ingesta.
    Vamos a por la semana!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni de la ingesta ¡ni del ejercicio! que ya sus digo yo: ¡¡¡una santa!!!

      A ver mañana, que es el día de bajarse del pedestal... (creo que voy a mentirme cual bellaca y jurarme que es lunes otra vez, a ver si así...)

      Eliminar
  2. Oye, to lo que sea perder, es bien total! Así que, a por ello sin miramientos. He dicho. Y me sumo al club de las raritas, yo prefiero el lunes que el jueves, játetu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podríamos hacer un grupo de feisbuk: mujeres anchitas de huesos que prefieren el lunes y se creen raritas.

      Coño, igual hacíamos la primera pela... ja ja ja.

      Eliminar
  3. Las balanzas son unas traicioneras, las únicas que me inspiran verdadera confianza son las de los nutricionistas ;) A seguir a delante.

    ResponderEliminar
  4. yo no me uno al club de las raritas porque no me gustan los lunes especialmente...
    Y las basculas realmente no engañan... subimos y bajamos, pero eso no quiere decir que engordemos, son retenciones. esta semana pasada yo subi un mogollón, a 81,2, y a base de tomar cosas diuréticas, el lunes volví a 78,3, casi tres kiletes... de sube y baja.. lo importante son los resultados al cabo del mes, de esos si me fío..

    ResponderEliminar
  5. No siempre esperamos los resultados deseados; yo nunca me peso los lunes por que sé que la báscula me va a dar más por el hecho de que el finde suele ser un poco diferente en comidas que el resto de la semana.
    También influye el no "ir al baño", la retención de líquidos, etc.

    Como dice Alicia: lo importante es el resultado a final de mes.

    Saludos

    ResponderEliminar

Adelgazar es más fácil en compañía, así que no te cortes y suéltalo...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...