sábado, 7 de diciembre de 2013

A ver cómo digo esto...



Amos, que la he cagao.
Que llevo toda la semana comportándome, y llega el viernes y no sé qué me ha pasado.
Y vengo a confesar. Se lo tengo que contar a alguien, y dónde mejor que aquí...

Hasta media tarde, bien.
Pero ayer sobró un plato de fideos a la cazuela (no era una ración entera, pero sí un plato pequeño), y estaba pensando si dárselo al perro o qué. Ha sido "qué".  Me sabía mal, porque estaban muy buenos y se podrían aprovechar para cenar o así... total, que he pillado una cucharadita (a ver quién me mandaba probar ná) y una cosa ha llevado a la otra... hasta que he dejado el plato limpio.

Pensaba contarlo como cena, pero claro, es que no eran ni las cinco de la tarde, caramba.

Y a la hora de cenar me he hecho la loca, "yo ya he cenado", le he dicho a mi marido. Pero mira tú lo que son las cosas, allá a las diez no he podido más y me he hecho un trozo de pan (50g) con una gota de aceite y un trozo de queso (50g).

Y lo bueno que estaba, el jodío queso.

En fin, que mañana será otro día... jo.
Los pecados, al detalle, aquí.




9 comentarios:

  1. pero mujé... tampoco ha sido pa tanto..! al leer el titulo me dije: a ver a ver... que ha hecho ésta...! y me imaginé que te habías comido al perro...jajaja!
    podias haberte hecho una tortillita pa cenar..jajaja!
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me puedo comer al perro.
      ¿Qué le digo luego a mi marido? ¿que lo he perdido? ¿y cómo explico el collar en mi mano? (porque el collar no me lo como, que lleva hebilla)

      un beso

      Eliminar
  2. jaja!!! que graciosa!!! la verdad es que tu marido sospecharía!!! jajaja!!!
    yo también me imaginé al empezar a leerte que te habías atiborrado a porquerías!!
    no fue para tanto nena! encima no son porquerías, es comida.
    ojalá cuando tuvieramos recaídas todas,fueran como la tuya!!!
    pero bueno, ahora a seguir adelante, y la próxima vez a controlarte las ganas de probarlo y si eso te lo hubieras comido para cenar si no era mucha cantidad.
    muchos ánimos mi niña!!! y a ser fuertes!!!
    un besazo muy fuerte!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tambié hay en la nevera restos de una verdura, pero sospecho que ésa sí se la va a comer el perro... (qué morraco tengo, ja ja ja).

      A ver qué dice la báscula el lunes, que no estoy yo muy tranquila, la verdad.

      Un besazo.

      Eliminar
  3. Ja, ja, que sin leerte,he empezado la entrada igual! vaya par...bueno, ese pecadillo no sería tanto si cuando hubiera llegado la hora de cenar, en lugar de decir "ya he cenado" te hubieras preparado un buen bol de frutas, 0 puntos y sin riesgo de caer en el pan con queso. Sí o sí? es que no tenemos perdón!! mira mi pecado, es muuuuuuuuuuuuuucho más gordo. Besitos, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sospecho que tu pecado y el mío tienen más o menos los mismos puntos, pa que veas.

      Y frutas también como un puñao, que las naranjas las consumo a pares como si fueran mandarinas. Y los kiwis también.

      Jorrr, pecadorrr (sí, soy una antigua, ja ja ja).

      Eliminar
  4. Ay, Amelia, efectivamente, como te dice todo el mundo , no has comido tantas calorías de más, pero te comprendo, el problema no son las calorías de más, sino el no querer hacer algo y ver como sigues comiendo sin querer hacerlo, y lo mal que te sentirías después de terminar y plato, y porque no había más, que si no, te comes más, ?verdad? Supongo que estarías sola en casa. Siento mucho el berrinche de después. A mi cuando me pasa me siento como si no sirviera para nada, no haber podido controlarme, parece que fuera un yonqui. Pero al final me he dado cuenta que es que sí lo soy y cuando me pasa luego ke analizó:
    - quizás no te habías planteado hacer nada esa tarde?
    - quizás habías comido poco y el poco de hambre te despertó la ansiedad?
    Son preguntas que yo me hago cuando me pasa como terapia, por si te pueden ayudar a ti. Yo creo que nosotras debemos comer de tal manera que nunca pasemos hambre, porque, cuando llega el hambre... me da vergüenza recordar esos episodios, pero pierdo el control sobre mí, por eso sé lo mal que te sentiste.
    ?Has leído el blog de vivirparacomer y el de being gloss? Los puedes encontrar en mi lista blogs que sigo. A mi me han ayudado y pude ponerle nombre a lo que me pasa. Y, si quieres, escribí un día, para desahogarme, no un post, sino una entrada, a la derecha en mi blog: good bye fuerza de voluntad.

    Muchísimos besos Amelia. Cada vez que te pase algo así, escribe sin que te de vergüenza, lo que a ti te pasa, no es culpa tuya, es una enfermedad. Y la vamos a dar uan patadaaaaaaaaaaz jajajaja. Más besos.

    ResponderEliminar
  5. Holaaa, la verdad que tampoco ha sido un pecado mortaaaal así que no pasa nada, un padre nuestro y perdonada :)
    Sigue como siempre y seguirás genial!
    He encontrado ahora tu blog, te sigo!! ^^
    Un besoo

    ResponderEliminar
  6. Yo para pocos consejos estoy, que me he comido casi todo lo comible en esta isla en un par de semanas… Maaaaadre mía!!! Así que lo tuyo me parece un pecadillo de ná, verás que casi si se nota en la pesa… Muak!

    ResponderEliminar

Adelgazar es más fácil en compañía, así que no te cortes y suéltalo...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...