miércoles, 31 de julio de 2013

Mermelada de tomate

He hecho mermelada de tomate al estilo de mi abuela, sastamente como ella la hacía. Es muy fácil, pero se tarda dos días (o tres, si el segundo día no nos gusta la consistencia).

En aquella época no me gustaba esa mermelada (aunque ni siquiera recuerdo haberla llegado a probar), tonterías de adolescente. Pero de mayor, a menudo he visto frascos de mermelada de tomate a la venta, y tanto mi tía como mi madre me aseguran que están malísimas comparadas con la mermelada de mi abuela.

Anteayer recogimos unos tomates del huerto, y ayer me levanté temprano a pelarlos con la intención de hacer conserva, en sofrito o en crudo. En esas estaba cuando por la radio empezaron a hablar de la mermelada de tomate, y claro, me lancé.

He preparado solamente un kilo, por aquello de probar, pero cada vez que lo remuevo pruebo un poquito y cada vez me asombro de lo riquísimo que está esto... al año que viene voy a hacer un montón, je je.

Antes de empezar se pelan los tomates (escaldándolos medio minuto en agua hirviendo se pelan solos), se parten por la mitad y se estrujan para sacar el agua y las pepitas (aunque han quedado algunas). Los dejé reposar en un escurridor y ahí se quedaron una hora o así, mientras yo hacía otras cosas. Cuando eché mano, habían soltado casi un vaso de agua más.

Ingredientes:
1 kg de tomates pesados después de estrujarlos
1/2 kg de azúcar
1 ramita de canela
la cáscara de un limón

Se ponen todos los ingredientes en una cazuela al fuego, y cuando empieza a hervir se baja al mínimo y se tapa. Y así se deja cuatro horas (sí, 4h), moviéndolo todo de vez en cuando y alucinando con lo bueno que está (es que parece mentira).
Las primeras dos o tres horas parece que hay mucha agua en la cazuela, parece que no va a salir la mermelada, pero  no pasa nada, seguimos hasta las cuatro horas.
Después de ese tiempo se deja reposar la cazuela durante un día entero.

Hoy he vuelto a encender el fuego hasta que he visto que la consistencia me gustaba (y el sabor, que ya me gustaba desde el primer minuto).

Han sido otras 4 horas al mínimo.

Luego lo he puesto en tarros que he dejado enfriar tapados y puestos boca abajo encima de un trapo (por si se tumbaban, que no explotaran con el frío del mármol).

Dicen que así ya se conservan, pero hay gente que prefiere ponerlos 10 minutos más al baño maría.

Me parece que he hecho un descubrimiento, qué cosa más rica para las tostadas del desayuno o para servir sobre queso en una rebanadita de pan y puesto unos segundos al micro para que se funda el queso, o para acompañar carnes... ñammmm.






8 comentarios:

  1. Bienn!! Pensé que no vería un post tuyo hasta septiembre porque justo reabrí el mío y tú te nos habías ido de vacaciones.

    Debe estar deliciosa la mermelada de tomate abuela-style. Disfrútala!!

    Muchos besos!!

    ResponderEliminar
  2. Me encanta la receta y además tengo un monton de tomates que me está trayendo mi padre de su huerto!

    me apunto la receta y si la hago este finde te comento como me ha ido!

    besos guapi y gracias por la info!

    ResponderEliminar
  3. Hola Anelia, que gusto leerte de nuevo....

    Creo que estoy como tú cuando adolescente, pero nunca se me ha antojado esta mermelada xD
    no sé la combinación de verduras con azúcar no es lo mío, pero tampoco nunca la he probado..

    a ver si un día me animo!!

    Un beso enorme! =D

    ResponderEliminar
  4. Es que además siendo con tomates caseros no puede ser otra cosa que mucho más rica que la que compras. Es así. Los tomates de la huerta de mi madre saben dulces, son pura golosina madurada al sol.

    ResponderEliminar
  5. Que rareza! nunca habia escuchado hablar de una mermelada de tomate! :)

    ResponderEliminar
  6. Hola guapa!! estoy de nuevo por aqui!!! hace poco que volvi al blog, antes de irme de vacaciones, asi que aqui estoy visitandote de nuevo! me encantan las mermeladas caseras, además llevan muuucho trabajo!!! si te gusta la de tomate prueba la de pimiento rojo, esta buenisima!!! y para acompañar el queso de cabra de rulo ni te cuento!
    Un besito!!

    ResponderEliminar
  7. Holaaaa!!!!

    Esta receta de tomate la programé para que se publicara sola, más adelante. Pensé ponerle alguna foto de mi huerto y de los frascos de mermelada, pero se me olvidó que la había escrito.

    Hoy he entrado por casualidad, y me encuentro que he publicado y que me habéis contestado. Qué bonicas que sois, osú, ja ja ja.

    Volveré en septiembre, como ya os dije. Estoy más liada que la pata de un romano y se me acaba el tiempo de descanso.

    Hasta entonces, muchos besos y un abrazote grande.

    Amelia *^_^*

    ResponderEliminar
  8. MMMMMmmmmmmmmmmmmmmmmm, mermelada de tomate!! Me encanta acompañando carnes al horno (aunque ya sabes que como poca carne). He vueltooooooooooooo...y no ha ido tan mal el parón...ahora, a ponerse las pilas otra vez. Abrazo fuerteeeeeeee!

    ResponderEliminar

Adelgazar es más fácil en compañía, así que no te cortes y suéltalo...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...