domingo, 30 de diciembre de 2012

Asco de vida, oiga




Cuando me acerco a una fecha límite (como principios de año, por ejemplo), parece que me suelto, me olvido de lo que he conseguido hasta entonces y lo estropeo del todo.
DEL-TO-DO.

Es como subirse a un tobogán.
Cuando te vas a tirar, parece más divertido hacerlo desde mucho más alto.
Yo tengo una sensación como si encima del tobogan estuviera la gordura y debajo la delgadez.
Total: que los últimos días parece que no me importe engordar más, para empezar a bajar desde más arriba.

No es así.
Si fuera así, sería fácil dejarse caer y adelgazar.
Así que lo del tobogán lo tengo equivocadísimo.

En realidad, en la parte de abajo del tobogán están la gordura y todo aquello que queremos evitar.
Nosotros queremos ir arriba del todo, donde se llega currándoselo mucho.

Después de subir y subir y subir... después de esfuerzos y tropezones, vigilando no soltarnos, cuando llegamos arriba por fin hemos conseguido perder peso. Y es difícil mantenerse tan alto, porque el margen de error es pequeño, el suelo resbala un montón y cualquier despiste te arroja tobogán abajo hasta la gordura otra vez. Puedes intentar agarrarte a medio camino para deshacer el error, pero es de lo más complicado.

¡Qué equivocada estaba con esto de los toboganes!



Cuando empecé el blog pesaba un poco más de 79 kilos.
Un desastre.

Ahora, dos años y medio más tarde, peso más de 83.
Si lo anterior era un desastre, ¿esto qué es????



13 comentarios:

  1. Qué bueno lo del tobogán, cómo le diste la vuelta a la metáfora!!! Es que eres una artista, chica.

    Qué curioso que hayas engordado desde que empezaste el blog. ¿No revisas entradas antiguas para ver qué has hecho mal? Porque al final mucho cachondeo con los blogs pero se supone que tienen que servirnos para algo ¿no?

    Bueno, feliz año y mucho ánimo.

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí lo que me gusta es escribir el blog, el cachondeíto y animar a las desanimás. Pero aluego-después me acuerdo de que yo también estoy por lo de perder peso (que a veces me despisto).

      Lo del tobogán, es que muchas veces parece que bajar del tobogán es bajar de peso, y ya ves... es al revés. Igual que las cuentas del banco: cuanto más metes, mejor, y cuanto más gastas, peor. Pues con el peso parece que toooodo es al revés: cuanto más metes peor, y cuanto más sacas y gastas... pues más-mejó.

      Ainsss... ya lo digo en el título: asco de vida, oiga.

      Besos.

      Eliminar
  2. no te desanimes, lo conseguirás, besitos y feliz año nuevo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que lo conseguiré no lo dudo... a malas, cuando me muera de vieja-pelleja, seguro que adelgazo (porque si no es entonces... ya me contará usté).

      Eso sí: prefiero conseguirlo antes, ja ja ja.

      Eliminar
  3. Te entiendo, un monton cuando empece el blog pesaba 74-75 ahora estoy un poco mas arriba pero tambien es que en todo este tiempo he pasado por tantas cosas y me he dejado llevar muchas veces y nuevamente estoy intentando ir por el buen camino, asi que a seguir adelante.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que todo es cuestión del enfoque que se le de. ¿Que hacías antes que te funcionaba y que has cambiado? ¿Te reprimías mucho y te has terminado relajando? ¿Has visto las cosas que has hecho para perder peso como un castigo?
    A veces tenemos que hacer un ejercicio de realidad y mirar en serio que es lo que hacemos y por qué, y a partir de ahí ir introduciendo cambios y ver los resultados para bien o mal hasta dar con lo que funciona. Y sobretodo ver lo que hacemos como algo positivo y darnos cuenta que lo que necesitamos no está en un plato de comida y que tanto la comida sana como el ejercicio son regalos que nos hacemos.
    Sustituir algunas cosas y hacer algo más de ejercicio siempre marcan la diferencia.
    Estoy segura de que puedes conseguirlo y de que lo harás cuando consigas dar con lo que funciona para ti y lo veas como un disfrute.
    No te desanimes y... ¡Feliz año!

    Besos,
    Belén

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué fuerte, Belén. No te vas a creer esto: estaba mirando páginas de mis favoritos, que hace días que no me asomo a ver qué se cuece. Y veo la W de wordpress, y pienso "uy, yo me supero, cuánto tiempo sin entrar ahí". Y cuando voy a mirar cómo ponerte en mi blogroll, te encuentro en mis comentarios.

      ¿Es que me has oído cotillear por tu página???
      Estaba a punto de ver el vídeo de "El arte de no amargarse la vida", pero me ha hecho gracia la casualidad de que mientras yo estoy en tu casa, tú estés en la mía, ja ja ja.

      Eliminar
    2. ¡Que casualidad más graciosa! La verdad es que no tenía ni idea de que andabas por mi casa, Wordpress no suele dar muchas pistas de dónde te vienen las visitas. Y me ha hecho gracia que nos estábamos comentando a la vez.
      Casi casi que me estoy arrepintiendo de usar Wordpress porque por ejemplo para los blogroll es un auténtico coñazo, tienes que añadirlos uno a uno y no muestra actualizaciones, pero al menos me deja poner los enlaces.

      Eliminar
  5. Vengaaa, vengaaaaa. Que cuando las fiestas terminen se acabaron las tonterias y se acaba la cuenta atrás...y ahí o estamos o no estamos, pero no subas más arriba del tobogan o lo vas a volcar en alguna curva. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí las fiestas terminan mañana a la hora de acostarme (a las 12 no, pero casi). Cuando me levante el día 1 no tendré perdón de dió :-)))

      El tobogán no lo voy a volcar, pero una vez casi salgo por la tangente (literalmente), qué susto me llevé, ja ja ja.

      Eliminar
  6. ¡Dios! Te entiendo mucho! Yo siempre que me propongo hacer dieta "en serio" (Esta es la buena, esta sí, de verdad que sí) el día de antes, o los días, no paro de comer como si no fuera a hacerlo más en mi vida. ¡Ay! Mientras mantengamos el propósito lo conseguiremos, antes o después! Además, viniendo las fechas que vienen, en asl que nos proponemos hacerlo muy bien y tal, confío en que lo hagamos, luego el mantenerlo será otra historia! jaja

    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo mantengo durante dos semanas, ya estaré contenta... ja ja ja.

      Besos.

      Eliminar
  7. Sí claro, Amelia, pero estar ahí arriba to el rato es aburrido! Vivir es subir y bajar tratando de no perder el rumbo y así podemos valorar más los esfuerzos! Tú ahora termina de bajar, que en enero mica en mica iremos subiendo las escaleritas y ya verás tú qué vistas, nena!!!
    Un beso guapa y feliz año!!!

    ResponderEliminar

Adelgazar es más fácil en compañía, así que no te cortes y suéltalo...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...