sábado, 24 de noviembre de 2012

Bizcocho de calabacín

 
 

Está buenísimo, no se nota que lleva calabacín, y tiene una textura muy esponjosa.

Se congela estupendamente cortado en rebanadas, por si no queremos comer demasiadas calorías de una sentada, aunque aguanta varios días en una caja hermética: de hojalata o un tupper de los de siempre.

■ 200 g de calabacín pelado (si la cáscara es muy verde, amargará)
■ 150 g de azúcar
■ piel rallada de un limón
■ 4 huevos
■ 2 cucharaditas bien llenas de canela en polvo, sin miedo
■ 70 g de aceite de oliva
■ 50 g de brandy (o coñac de baratillo, no hace falta gastar en esto)
■ 170 g de harina
■ 1 cucharada sopera de bicarbonato (no tenía levadura)
■ 100 g de nueces peladas y en trozos
■ 80 g de pasas
■ azúcar glass para espolvorear

1. Macerar las pasas con el brandy. Volcar el brandy en un vaso con las pasas, hundiéndolas bien para que se queden todas mojadas y meterlo un minuto en el microondas a potencia máxima. Estarán tan blanditas como si se hubieran remojado toda una noche. Reservar.

2. Picar muy finito pero sin triturar el calabacín con una picadora. Tienen que quedar trocitos diminutos pero no puré. Volcarlo en un colador mientras acabamos de preparar las cosas, para que pierda cuanta más agua mejor.

3. Rallar la piel del limón. Con cuidado de que no se ralle nada de lo blanco (se llama albelo), que amarga un montón y nos estropearía el bizcocho (una vez tuve que tirar uno enterito, era incomible, puajjj).

4. Batir los huevos con el azúcar hasta que ésta se deshaga y los huevos queden muy esponjosos. Si los huevos están a temperatura ambiente y los batimos bien, tienen que doblar o triplicar su volumen. Aunque no pasa nada si no lo conseguimos, tampoco vamos a un concurso (pero quedaría mucho mejor).

5. Añadir la piel de limón, la canela y el aceite y mezclar bien para que todo se reparta por igual teniendo cuidado para que los huevos no se bajen. Agregar el calabacín y mezclar bien. Por cierto: al echar la canela, todo tomará un color amarronao. No pasa nada. Era más bonito clarito, pero lo que no puede ser, no puede ser.

6. Incorporar la harina con la levadura (o el bicarbonato). Mejor si la tamizamos (la pongo sobre un colador finito y le voy dando golpecitos para que vaya cayendo como lluvia). Todo esto ayuda a la esponjosidad.

7. Colar las pasas (no las echeis aún) y echar el licor a la mezcla. Removerlo todo bien.

8. Volcar en un molde alargado tipo plumcake.

9. Enharinar un poco las pasas y las nueces para que no vayan directo al fondo. Añadirlas al molde con cuidado y hundirlas ligeramente con una espátula o una cuchara.

10. Hornear con turbo o aire caliente a 170º, y si es un horno convencional, a 10º más, 180º. Puede tardar 35 minutos o más, dependiendo de cada horno. Yo iría mirando, porque a mi horno no le tengo pillado el punto y casi se me quema por fuera. Cuando lo veáis subido y con buena pinta, pincharlo en el centro con una aguja fina que debe salir completamente limpia.

11. Desmoldarlo en caliente, en cuanto no queme.

12. Cuando esté completamente frío y se vaya a tomar, espolvorearlo abundantemente con azúcar glas.


Ñam ñam y buen provecho.
 
 
    


6 comentarios:

  1. Hola Amelia,
    qué buena pinta por Dios!!! Apunto la receta, aunque esta semana no lo pueda hacer. He visto en el blog de la receta de la felicidad uno con calabacín y chocolate ;)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo he visto... y luego en otra receta, lo usa de base para una tarta que tiene que estar pa morirse... ja ja ja.

      No pienso hacer bizcocho. Este hace días que lo hice y prometí poner la receta, pero no lo hago, que luego me lo como... (aunque la verdad es que congelé bastante y luego saqué rebanadas conforme las iba necesitando para los desayunos de mi marido).

      Besos.

      Eliminar
  2. Hola Amelia!! De verdad que con este tipo de entradas me sale el alama de respostera que hay dentro de mi jajaja!!

    Qué rico se ve!!! lo voy a preparar y congelar, para como dices no comer tanto en una sola sentada!!!

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  3. Mmmmmmmmmmm...y digo yo ¿supongo que se podrá hacer también con calabaza, no? voy a probarla...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí señorita, se puede hacer con calabaza también, y queda igual de bueno.

      Besotes.

      Eliminar
  4. Ay omá Amelia, ¡que pinta! Soy la tonta de las berenjenas y calabacines, asi que tomo nota de la receta y espero poder hacerlo pronto ¡que rico!

    Besos,
    Belén

    ResponderEliminar

Adelgazar es más fácil en compañía, así que no te cortes y suéltalo...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...