miércoles, 31 de octubre de 2012

Puré maldito

 
Ya lo podéis adornar con la hojita verde ésa...
no cuela y no cuela.
 

Hay palabras y palabrotas. En mi caso, el puré es un taco muy gordo. Nada más pronunciar la palabra ya me entran arcadas: puré, uffff.

De niña comía en el colegio. En defensa de las monjas, diré que ellas no cocinaban, tenían contratado un servicio de cátering. Dios santo.

El comedor estaba en el segundo piso de un edificio antiguo, al que se accedía por una escalera de caracol estrechita por la que solo pasaba una alumna. Hacíamos una fila larga, y subíamos lentamente, como aquel que va al matadero. El olor que impregnaba todo el ambiente era demoledor: olía igual si había garbanzos o si había pescado rebozado, era indiferente.
La primera niña que llegaba arriba gritaba por el hueco de la escalera el menú, al menos el primer plato. El día que decía "puré" me entraba una cosa en el estómago... como un dolor, una sensación de ahogo y de desesperación. Si la palabra "puré" iba seguida de "de champiñones", entonces me entraban ganas de llorar directamente. Lo juro.


Cómo estropear unos champiñones deliciosos
en un momentito: hacerlos en puré

Teníamos dos horas para comer, que yo me pasaba enteras sentada en la mesa con el plato delante. La monja del comedor tenía muy mala leche, y cuando repartía el segundo plato, había días que te plantaba el bistec encima de la sopa o del puré. Y si pasaba el postre y no te lo habías comido todo, te ponía el melocotón en almíbar ENCIMA del pastelaco aquel.

Que digo yo, si no me he comido el puré cuando estaba caliente y limpio, ¿cómo me voy a comer esta cosa remezclada???

Desde esa época, yo no puedo comer puré. La angustia es tal, que se me quita el apetito del todo. Imaginad cuando me operaron y me tuvieron cinco días a dieta blanda en el hospital, con mi marido "obligándome" a comer para que me recuperara pronto.
Horrible.


Repito: horrible
 

Aunque tal vez sería la solución para mi sobrepeso. Si me tuvieran a puré segurísimo que me adelgazaba de una puñetera vez.

Calla, tal vez sea una idea...

PD - Que me disculpen los amantes del puré en cualquiera de sus variantes. Perdonadme, lo mío es un trauma infantil, o algo.


  

14 comentarios:

  1. Lo del olor de los comedores es verdad, huelen igual se guise lo que se guise... yo tuve la suerte de ser de las que iban a comer a casa y mi madre siempre tenía la comida a punto y calentita.
    Menos mal que esa época ya ha pasado, eh?
    Un saludito!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Trabajo en un instituto, y al principio iba al comedor porque había un cocinero. Pero cuando se jubiló y trajeron un cátering yo empecé a comer con fiambrera.

      Cuando paso por el pasillo los olores me transportan a la infancia, huele igualito igualito que entonces.

      Eliminar
  2. Lo que hace la infancia...!! Yo nunca comí puré (ni fui a comedor) y no tengo esos traumas, al revés, me gustan mucho los purés y las cremas. Y el de champiñones, el que más :)

    ResponderEliminar
  3. Dioos mio!!! pense que yo era la unica....tenemos el mismo trauma infantil !! No soporto el pure desde que me lo obligaban a comer en el colegio.Dios que ascooo y mi madre me comprendia...me enviaba un paquete de clinex y cuando la cuidadora me daba una chucharada a la fuerza yo la escupia en un pañuelo y pal bolsillo del mandilon.Ese dia mi madre en el recreo por un agujerito de la verja me daba mi pastelito preferido :o

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa idea genial la teníamos las niñas del comedor, pero la monja era más lista que nosotras y una vez me obligó a comerme lo que llevaba en el bolsillo, a pesar de haberlo aplastado bien para que no hiciera bulto y me descubrieran.

      En aquel comedor éramos carne de cañón.

      Eliminar
  4. Lo peor es que mi chico prefiere que le haga todo en formato pure,ya sea lentejas,garbanzos.Hasta le mola que le haga la fruta en batidora como los bebes!! jajajaja que ascoooo

    ResponderEliminar
  5. Vaya, pues sí que es un trauma, en cambio a mi me encanta. De hecho las lentejas en puré me gustan todavía más. En fin, ¿y que harás cuando no tengas dientecitos? :)

    ResponderEliminar
  6. Hola Amelia,
    yo estoy con Matrioska. Lo tuyo sí que es un trauma. Yo comí en comedor durante los 8 años de colegio y la verdad que no comía mal. En cuanto a los purés mi preferido es el de lentejas. Pero la crema de calabacín o de champiñones están buenísimas. Qué pena que no te gusten!!! Pero siempre pueden comer sopa con verduritas enteras y no molerlo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi lema es "si se puede masticar, se puede comer".

      Así que todo lo que la gente se tritura, yo me lo como a bocados, que para eso la madre naturaleza nos dio dientes... ja ja ja.

      Eliminar
  7. hoola disculpen la ignorancia, soy nueva en el blog y quiciera saber que hacer? necesito bajar de peso

    ResponderEliminar
  8. Hola, Alejandra.

    Para bajar de peso la cosa es simple: comer menos y moverte más.

    Todos nosotros escribimos un blog para compartir las experiencias, y porque cuando fallamos podemos entrar a contarlo y siempre hay alguien que echa una mano para que no nos desanimemos.

    ResponderEliminar
  9. jajajaja Amelia cómo me he reído!!! Perdóname porque veo que las pasaste canutas con las monjas, pero me ha hecho mucha gracia leer tu relato del comedor...
    Yo de pequeña también odiaba el puré y ahora, de adulta, aunue la textura no me gusta, procuro pensar en todos los nutrientes que tiene, sobre todo el de verduras.
    Pero, vamos, que si no te gusta, no lo comas, que ya no tenemos 8 años ;-)

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si un puré de verduras contiene ocho o nueve variedades de verdura, yo soy capaz de picarlas y meterlas en un sofrito con un montón de tomate y poquísimo aceite, y ese sofrito es la base de casi todos los guisos de mi casa.

      También soy capaz de comerme la verdura hervida y aplastada con un tenedor (poco aplaste), con aceite y sal por encima es un placer.

      Pero lo del puré es como un castigo o algo... ja ja ja.

      Me alegro de que te hayas reído, en esa época no me hacía ninguna gracia, pero ahora ya ves... ja ja ja.

      Eliminar

Adelgazar es más fácil en compañía, así que no te cortes y suéltalo...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...