jueves, 29 de diciembre de 2011

Mis hábitos del año 2011


Logros. Uno al mes.


Llega el tiempo de los propósitos de año nuevo.
Pero, ¿qué pasa con los propósitos que nos hicimos para este año que termina? ¿recordamos qué quisimos hacer, cómo quisimos ser y qué hemos conseguido?

Durante el 2011 he adquirido una serie de hábitos que antes no tenía.
Hacía las cosas a veces, pero convertirlas en hábitos supone que sin darme cuenta ya lo he hecho.

Admito que pueden parecer muy de marujona, pero hay que ser realista. Vivo en mi propia casa y me gusta organizarme. Me da una sensación de control y relajamiento muy importante.
Y si estoy relajada, como menos. Comprobado.

Por ejemplo:

Hacerme la cama. Antes, cuando iba a nadar por la mañana, me levantaba antes que mi marido, con lo cual me dejaba la cama sin hacer y la tenía que apañar a las seis de la tarde, al volver del trabajo. O acostarnos con la cama sin hacer. Ahora salgo de casa casi al mismo tiempo que él, y hacemos la cama juntos cada mañana. Sin pensar, como si respiráramos.

Dejarme la ropa lista. Cada noche me dejo listo todo lo que necesito para funcionar al día siguiente sin tener que pararme ni un segundo a pensar. Ropa, calzado, bolso, pendientes... y la ropa de deporte. Gano tiempo sin dar vueltas buscando no sé qué. Incluso los vídeos que me voy a poner para entrenar, ya los tengo listos y sé qué voy a hacer cada mañana.

Limpiar los baños cada día. Cuando voy al lavabo, cada vez paso un pañito de microfibra por el espejo y el grifo, con lo cual tardo unos cinco segundos en dejar el cuarto de baño impecable. También paso el cepillo por la taza una vez al día con un chorrito de limpiador, independientemente de si se ha usado o no. Así he evitado las manchas de cal que deja el agua y además, en cualquier momento del día sé que puede entrar quien quiera y encontrar un cuarto de baño listo para su uso.

Dejarme la cocina limpia cada noche. No hay nada mejor que levantarse a preparar un desayuno y encontrar un fregadero brillante deseándote los buenos días.

Usar un temporizador. Eso de "se puede hacer cualquier cosa durante quince minutos" ha sido el descubrimiento del año.  Puedo planchar un cuarto de hora y luego dejarlo para otro día. Ya no tengo aquellas montañas esperándome. Ya no tengo que buscar toda una tarde para tener la ropa planchada.

Planear un menú semanal. Tener claro qué comeremos y cenaremos me ahorra tiempo y calorías. Puedo tener todo lo de la lista de la compra en la despensa, y no caigo en tentaciones tipo "uy, como no sé qué comer me pido una pizza y ya está".

Y así hasta doce hábitos, cada mes he adquirido uno distinto, sin dejar los anteriores.
Por cierto: el hábito de diciembre es mimarme. Con un buen baño de burbujas, con una taza preciosa para tomarme el café con leche, con un buen libro y música clásica, con una visita a un spa...  cada día he buscado un rato para hacer algo que me apetezca mucho.

Durante el 2012 voy a buscarme otros tantos hábitos para añadir a los de este año.

Lo de adelgazar  no va a ser un propósito, más bien será el resultado de llevar una vida ordenada. Relaja un montón saber que en cualquier momento del día tenemos todo controlado (lo controlable, claro).

4 comentarios:

  1. Hola Amelia...tengo que tomar tu ejemplo...me encantas!!!jajajaja!!! en serio, lo de los propositos son estupendos....me has dejado flipada y entusiasmada pensando...podre yo hacer eso tambien?? Yo vivo con mis padres, pero soy consciente de que deberia ayudar mas a mi madre y si no fuera tan vaga y desorganizada podria hacerlo....por lo que...te importaria decirme como lo has hecho??? no esta mal la cosa y desde luego es una buen metodo para adquirir habitos buenos para el dia a dia....asique de verdad, te admiro!!!

    un besazo fuerte y animo con los nuevos propositos para el año y con la dieta....todo se consigue, poco a poco.

    ResponderEliminar
  2. ayyyyyyyy que romantico lo de hacer la cama juntitos !! que ñoña soy jajaja

    me ha gustado mucho el proposito de mimarse a una misma :D

    un besoteee !!

    ResponderEliminar
  3. Me gusta tu blog;
    Te invito a leer este maravilloso post;
    “Uno atraviesa tormentas en la vida y no sabe cuanto van a durar”
    http://nutricionactiva.blogspot.com/
    ¡Feliz 12!

    ResponderEliminar
  4. Olaya, querer es poder.
    Menos en lo de adelgazar... ja ja ja, en lo demás he llegado a cumplir, que bien mirado, ya es un gran qué.

    Chica-a-dieta, no eres ñoña, mujer. Llevo muchos años casada, y te aseguro que una porción de ñoñería ayuda mucho a mantener la chispa...

    ResponderEliminar

Adelgazar es más fácil en compañía, así que no te cortes y suéltalo...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...