domingo, 4 de septiembre de 2011

La ropa


Un día entré a preguntar el precio de un buff (eso que algunos llaman tubular o braga), porque me gustó para ponérmelo en el cuello. La chica de la tienda me informó: "eso no es un buff, es una falda."
Joder.
Ni a mi hija (que entonces tenía 10 años) le entraba la faldita de marras. Y mi hija está y siempre ha estado delgadita...


Yo estuve un montón de años sin saber mi talla. Llevaba ropa con goma a la cintura (horrorosa, vale), y daba por sentado que tenía la "talla de gorda". El primer pantalón que me compré "con talla" después de mucho tiempo, era de la 44. Tampoco era taaaaanto.


Me pregunto por qué los diseñadores de las marcas de ropa no inundan las tiendas con tallas "ponibles", las tallas de la gente de la calle, que la mayoría de las mujeres usamos entre la 40 y la 46.

LA-MA-YO-RÍ-AAA

Luego, cuando perdamos peso, tranquilos que ya buscaremos en las tallas más pequeñas.



En 2007, el ministerio de sanidad y el sector de la moda se comprometieron a promover tallas saludables, y algunos de los puntos del acuerdo fueron:

■Lograr la unificación de tallas en las tiendas.

■La talla 46 ya no se considerará una talla especial.

■Los maniquíes tendrán mínimo una 38.


Han pasado cuatro años y ná de ná... tengo pantalones de la talla 40 y de la 42 que son iguales de tamaño, pero de distinta marca. Lo jodido es que ahora mismo no entro en ninguno de ellos... ja ja ja.

Tienen que dejar de hacernos sentir fatal cada vez que vamos de compras.
Por favor.

  



   

6 comentarios:

  1. Estoy 100% de acuerdo contigo! Vaya horror, igual te pruebas una 42 que te entra en una tienda, y en la siguiente no te entra ni la 48!!! Asi no hay quien se aclare... Ni siquiera sabes si estas gorda o no! jajaja
    Besitos :)

    ResponderEliminar
  2. Eso es lo peor, que terminas sintiéndote fatal, diferente, poco adecuada, bahhhh.Además eso, lo de las tallas no hay quien lo entienda. Y como tú dices, la MAYORÍA de las mujeres están entre una 40 y una 46. Si yo tuviera pasta me montaría una fábrica de ropa de esos tallajes y me forraba fijo.Besitos

    ResponderEliminar
  3. No puedo estar más de acuerdo. yo misma tengo en mi armario hay pantalones de la 42 a la 46 que me quedan exactamente iguales. Y una chica en no sé qué blog comentó que tiene pantalones que no sabe ni de qué talla son porque pone eso de 36/46 y que no se aclara xD

    La unificación de tallas es un paso que parece que cuesta mucho dar... cosa que no entiendo, porque solo es ponerse un poco de acuerdo.

    ahora vas a comprarte unos pantalones y dependiendo de si son pitillo o no, de si con elástico o no, de si tienen la cintura alta o baja.... cada uno es de una talla diferente, y así pasa, que cuando buscas entre las pilas y la dependienta te pregunta ¿qué talla buscas? sólo te dan ganas de meterle un hostión y decirle Y YO QUÉ COJONES SÉEEEEEEEEEEEEEE

    ResponderEliminar
  4. Muy buena reflexion. Yo odio ir de compras por eso.

    ResponderEliminar
  5. Qué razón tienes... Ojalá algún día decidan poner una solución a todo ese problema de las tuyas, yo en una tienda uso un 52, en otras una 48... un desastre vamos...

    ResponderEliminar
  6. Yo creo que a mi lo que más me molesta de todo, es lo último que dices. Que la talla varie de una tienda a otra. Yo ahora mismo, depende de la tienda, tengo que buscar una 42, una 44 o una 46, y me da una rabia!!!.

    ResponderEliminar

Adelgazar es más fácil en compañía, así que no te cortes y suéltalo...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...