domingo, 15 de agosto de 2010

Natur House II


Continúo lo que empecé en Natur House I

Una de las cosas que me llamaron la atención de Natur House fueron los "choques".

El "choque" consiste en que dos días a la semana (no consecutivos y no más de dos) hay que comer, tanto al mediodía como a la hora de la cena, el alimento que da nombre al choque.

Por ejemplo: "Choque del pescado blanco".
Al mediodía comemos pescado blanco cocinado al vapor, plancha, horno, hervido o en papillotte, con ensalada. Y a la hora de la cena, volvemos a repetir el pescado blanco, pero con una sopa de verduras o un tomate a trocitos... algo así.

En el choque de espinacas, podía comerlas al mediodía en puré o salteadas con un filete de ternera, y por la noche revueltas con un huevo o en tortilla.

El choque de la piña, por explicar algún otro, consistía en comer piña al mediodía y por la noche, con pollo asado o similar. Podía hacerla a la plancha como guarnición (gran descubrimiento) o tomarla de postre, antes del yogur desnatado (siempre tomaba yogur de postre, con unas bolitas de salvado que sabían mucho mejor que el salvado de verdad).


Redunat Fibra, ese "salvado" que sabe bien.


Cada semana hacía un choque distinto.

Yo hice el choque de pescado blanco, de piña, de alcachofas, de espinacas, de gambas, de espárragos, de champiñones, de ensalada... había otros, como de endibia, coliflor o brócoli, pero como no me gustan esos vegetales, no me los dieron en las instrucciones.
Y también hay unas cuantas recetas de esos choques, cada cual se lo montaba a su gusto, pero muchas clientas los han querido compartir con las demás "adelgazadoras" de la red.
Aunque las recetas que han puesto en esa página que he enlazado coman el alimento de choque también por la mañana y para merendar (en el caso de la piña o la sandía), lo cierto es que a mí no me lo dieron, sólo dos veces al día, para que no me agobiara de comer tan repetido.

Esto de los choques hacía que un par de días a la semana tuviera super programado lo que iba a comer y a cenar, y aunque me sirviera muchos champiñones o muchas alcachofas (rebozadas no, eh...), igualmente las calorías eran muy pocas.

Por cierto, nunca conté calorías, otra ventaja de este sistema.



He perdido peso tres veces en mi vida.

Una vez lo hice sola, con mucha voluntad.
Las otras dos fueron con Natur House y con Weiht Watchers.
Dos sistemas geniales, con los que no cuentas calorías y no pasas hambre ni ansiedad, los dos métodos consisten en cambiar los hábitos alimenticios, nada de batidos, pídoras mágicas o rollos patateros sobre productos que absorben la grasa, que se ha demostrado que no sólo son mentira, sinó que son perjudiciales (ver aquí y aquí).


  

1 comentario:

  1. Hola, Amelia: Gracias por avisarme sobre esto de los "choques" y por la info que posteaste. Besos, Belén

    ResponderEliminar

Adelgazar es más fácil en compañía, así que no te cortes y suéltalo...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...