sábado, 14 de agosto de 2010

Natur House I


Estuve unos meses yendo a Natur House.

No quería ir, pero todas las ex-gordas que conozco habían ido, y ¿qué mejor propaganda que las clientas delgadas?

No me decidía porque no quería gastar dinero en adelgazar. Lo encontraba absurdo, puesto que ya sé cómo se hace: cerrando la boca y currándoselo un poco.

Pero un día entré para preguntar y la verdad es que me convenció.
No se trata de dietas insanas ni de rollos de ésos: no hay batidos sustitutivos de comidas (al menos no me dieron ninguno a mí), ni pastillas que esconden anfetaminas dentro, ni ninguna de esas cosas que había visto en otras dietas.

La muchacha que me atendió es nutricionista, no una dependienta con un cursillo. Tenía el título universitario allí colgado, y parecía muy profesional. La pirámide de los alimentos era el póster que presidía su consulta. Eso me gustó, porque esa pirámide es la base de la alimentación sana.



Así que se trataba de cambiar los hábitos, simple y llanamente.

Las primeras semanas tuve que prescindir de pan, patatas, arroz y legumbres, sólo podía comerlas un día a la semana, para que mi cuerpo tirara de la grasa corporal. Exceptuando el pan, que me permitía comerme un bocadillo por la mañana. Aunque el objetivo final era comer de todo cada día, como dice la pirámide.
No me resultó nada difícil. Me quedaba satisfecha y me levantaba de la mesa contenta.

La cosa está en que las visitas son gratuitas, pero has de quedarte los productos de la empresa.
Aún así vale la pena.

Los productos que sirven de acompañamiento a la dieta son los que podemos encontrar en cualquier herboristería: garcinia, salvado, etc. (Ahora no me acuerdo, pero eran de este estilo). Algunos de ellos tienen un sabor desagradable, y en Natur House los hacían más comestibles.

He de decir que no todo lo que hay en la tienda se lo dan a los clientes. A mí me dieron algunos productos concretos, y otros ni los caté, ni siquiera me los enseñaron. Cada persona es distinta, y según cómo me había ido la semana, me daban unas cápsulas saciantes, o energizantes, etc.

En unos meses logré bajar once kilos, y estaba muy contenta. Además, al pesarme también me decían mi porcentaje de grasa corporal, con lo cual a veces, aunque no bajara de peso, sí lo hacía en grasa, y me iba contenta igual.

Lo dejé porque tuve una lesión que me dejó en cama durante un mes y medio. Sin ir al gimnasio, sin ir a la consulta de Natur House y sin poder cocinar mis comidas bajas en calorías (me hacía de comer mi suegra, que no es por nada, pero cocina de muerte... y bastante graso).

Cuando me recuperé me dio corte volver con siete de los once kilos que había perdido.
Así que no volví.

Recomendaría Natur House a cualquiera que me preguntara.
Y si esta vez no lo logro... (que sí que lo lograré), volveré a apuntarme.

Dejo aquí el enlace a su página web.

Y aquí, la segunda entrada al blog sobre Natur House, donde cuento lo de los choques.


   

3 comentarios:

  1. Sé que a mucha gente le va bien con Natur House, pero una prima mía trabaja allí y tiene un cursillo de nutrición de 3 meses, y la llaman "nutricionista". Y si te dijera como consiguió el trabajo.. ya es que no te lo crees. Sinceramente, si en un mes y medio pusiste 7 de los kilos que habías perdido, yo no sé hasta qué punto serán fiables, vale que estuvieras en la cama postrada y con comida grasa.. ¿pero 7? Yo dudaría, bueno, ya porque tengan a mi prima como nutricionista mi reticencia hacia Natur House es inmensa XD
    En fin, me gusta tu blog y te sigo ;)

    ResponderEliminar
  2. Hola, Annie.

    Bueno, he de decir que estuve un mes y medio en cama, pero tres meses hasta que pude recuperarme del todo.

    De todas formas, siete son muchos kilos, es verdad.

    La nutricionista que me llevaba tenía una orla de la universidad con su foto entre el resto de estudiantes.
    Pero tienes razón: estas cosas se suelen hacer con cursillos de x horas y hala, a llevar a las clientas.

    No lo había pensado. 7 kilos. Joder, es verdad, son muchísimos...

    ResponderEliminar
  3. Hola Amelia!
    Qué casualidad. Estaba leyendo blogs de dietas y he llegado al tuyo. Decirte que yo he pasado por algo similar... Hace mucho fui a Naturhouse y me fue bien, pero ahora la verdad que me resulta caro. Adelgacé bastante, unos 15 kilos... pero pasó el tiempo y he ido ganando.

    Después en Marzo tuve una fractura de rótula con desplazamiento y me ha pasado lo que a tí. Casi dos meses en cama y después otros tres de recuperación y ahora voy a volver a retomar los hábitos saludables en un nuevo blog.

    Te paso la dirección... http://rocaelblog.blogspot.com.es/

    Te seguiré por aquí!!

    bss

    ResponderEliminar

Adelgazar es más fácil en compañía, así que no te cortes y suéltalo...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...