jueves, 9 de septiembre de 2010

Esquivar las grasas

En esta entrada comenté que tenemos que tomar algún tipo de grasa en la alimentación, pues forman parte de una dieta equilibrada. También comenté que las grasas saturadas no son recomendables, y que suelen esconderse en los alimentos.


En la carnicería podemos averiguar qué carnes y embutidos tienen menos grasas (saturadas).
También, si lo pedimos, nos quitarán la grasa visible de la carne que compremos.



La mayor parte de la grasa de las aves se encuentra bajo la piel, por eso es preferible quitársela antes de empezar a cocinar este tipo de carne.



Los productos lácteos como leche, yogur o queso, se comercializan en versión light y saben casi tan bien como los grasos. De hecho, una vez se acostumbra el paladar, apenas se nota.


Una sartén antiadherente será una buena aliada para cocinar más ligero. El aceite se puede distribuir con un pincel o un papel de cocina.

Al horno, al vapor, al microondas, a la plancha... son formas distintas de cocinar preferibles a freir o guisar.


1 comentario:

  1. sip buenos consejitos...yo le quito la piel al pollo...y busco cortes de carne que no tengan grasa ;)

    Hay que buscar la forma de no ingerir tanta ;)

    Besitosss

    ResponderEliminar

Adelgazar es más fácil en compañía, así que no te cortes y suéltalo...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...